Inteligencia artificial, robots y algo más: Singularity

27 de marzo de 2019  • 02:53 En Madrid, José Luis Cordeiro, experto en tecnología singular, explicó de manera muy atractiva el futuro más simple y fascinante de la inteligencia artificial, incluso con anécdotas que pueden sonar de diferente manera para sus oyentes. A continuación, incluimos un resumen de sus ideas, que hemos titulado Inteligencia…

Inteligencia artificial, robots y algo más: Singularity
27 de marzo de 2019  • 02:53

En Madrid,
José Luis Cordeiro, experto en tecnología singular, explicó de manera muy atractiva el futuro más simple y fascinante de la inteligencia artificial, incluso con anécdotas que pueden sonar de diferente manera para sus oyentes. A continuación, incluimos un resumen de sus ideas, que hemos titulado Inteligencia artificial y robots y que también podría llamarse Singularity.

Arthur Clarke en la novela
2001: Una odisea del espacio imaginó muchos inventos que la computadora podría hacer y que luego hizo años más tarde. La computadora puede ser buena o mala según la historia que tengamos presente. Por ejemplo, con Robocop es “gobernadora”, pero en Japón y Corea los robots son buenos. En estos países se van a dar conferencias de especialistas para dotar de “derechos humanos” a los buenos robots.

Información Caminante: Hoy el ser humano es “información caminante”. ¿Cuántas operaciones por segundo puede desarrollar el ser humano? Su velocidad es V=10*17 operaciones por segundo. El ser humano es una verdadera máquina de información.

Tarjeta “pre-perforada”: Los primeros programas flexibles -precursores de la inteligencia artificial- daban la flexibilidad de comunicar instrucciones mediante la perforación de tarjetas de mil caracteres por cada una, pero una vez perforada no había forma de reutilizarla, no se podía volver atrás. Los programas eran 1 K (mil) bit de memoria. La llegada de los disquetes trajo consigo el poder generar programas de 128 K, además de permitir reutilizar el medio. Hoy lo que se almacena en un pequeño pen drive llega a los 128 gigabytes y puede ser mucho más aún.

¿Qué es la singularidad? Es aquel momento en que la versión tecnológica de inteligencia, llamada artificial, va superar a la de los seres humanos en cuanto a capacidad cognitiva. Es decir, dicha inteligencia artificial podría imaginar y sentir ideas y sentimientos por sí mismo. ¿Cuándo ocurrirá esto? En 2045 según TIME y según José Luís Cordeiro esto empezaría a ocurrir posiblemente ya desde 2029, dentro de 10 años. En esa fecha, en 2045, el ser humano llegaría a su más alto desarrollo posible. “El hombre llegaría a ser inmortal”, según la revista. El pensamiento humano sería superado en velocidad por el pensamiento de la tecnología artificial y el hombre podría “no morir”, usando la tecnología de aquel año futuro.

Internet gratis para todo el mundo: Este aspecto se lograría en poco tiempo mediante el envío de polvo o globos o placas muy pequeñas esparcidas por la estratósfera. Ya no habría costo para tener internet y se podría acceder no solo por cualquier persona, sino por robots, en todo momento, en todo rincón del mundo.

Gym Chips: Con esta tecnología se podrá contar con la historia de los genes de cada uno. Con ello se podría lograr una planificación familiar ”
The family inheritance”. El genoma humano se puede obtener ahora con un costo de US$1000 y se tardará una semana en tener toda la historia de los genes del hombre y la mujer por muchos siglos. En poco tiempo, se comprará un pequeño aparato que dará el resultado por US$10. Con esta historia de los genes se podrían planificar los problemas que son de herencia y se podrían eliminar los distintos signos perturbadores de dichos genes.

Deep Blue: Para los que no están convencidos aún de lo que puede lograrse con la inteligencia artificial, tenemos el ejemplo de la computadora de ajedrez diseñada por IBM que superó definitivamente al ser humano luego de varias décadas de experiencia. Un juego poco conocido y el más popular del mundo, Go, parecía inalcanzable para las computadoras, y hasta hace poco se pensaba que las computadoras no podrían vencer a los seres humanos. De la nada, Google introdujo Alpha Go que no sólo es ya campeón mundial, sino que aprende a jugar sola, practicando contra sí misma y sin ayuda de ningún experto. Esto va a ocurrir en muchos otros ángulos de nuestra vida, y casi sin preaviso, como un terremoto intelectual.

Auto sin persona que lo maneje: Cordeiro dijo en su conferencia en Madrid que en muy poco tiempo vamos a tener autos sin conductor, que serán eléctricos y alcanzarán a todo el mundo. Con ello, según el conferenciante, “habrá muchos menos accidente que en la actualidad”. Aun falta solucionar muchos problemas técnicos que no están resueltos, por ejemplo de qué modo podrá estacionar.

Parapléjicos: Según indicaron, en cinco años no habrá más parapléjicos pues el sistema de información podrá identificar este tipo de enfermedades y curarlas. Además, Google y otras empresas están desarrollando también “la cura de la muerte” mediante giga-chips.

Autoaprendizaje: La inteligencia artificial va aprendiendo por comparación de casos. Se toma el caso del cerebro humano que, como hemos dicho, calcula 10*17 pensamientos por segundo. El nombre de este proceso es conocido como “Cogno-tecnología cerebral”, que actúa con pasos logarítmicos. Si camino 30 pasos, en tecnología lineal son “30 pasos”. Pero en tecnología exponencial son 1.000.000 de kilómetros, o sea 26 veces el diámetro de la tierra. Las computadoras ya ganan a cualquier humano en juegos de Atari, y la manera en que aprenden es mirando la pantalla, igual que un humano. Un reciente avance permite que la computadora aprenda también los patrones de mentira o exageración, volviéndose el peor enemigo en el juego de Póker y pudiendo casi leernos la mente sin ni siquiera ver nuestras expresiones faciales. Simplemente, aprende y comprende, en forma vertiginosamente rápida.

AdCortex: Con la inteligencia artificial se va a generar como un “cerebro adicional”, en el que trabaja la empresa AdCortex. Este cerebro adicional es teórico, pero será “parte” del cerebro humano, producto de los grandes desarrollos tecnológicos.

Con estos pensamientos sobre la inteligencia artificial, hemos quedado muy impresionados por la evolución probable del ser humano en poco menos de los futuros 30 años. No todo se dará como está dicho, pero seguramente será fantástico poder observarlo personalmente.

¿Qué es, en resumen, Singularity? Si tomamos las innovaciones de cada aspecto del conocimiento, separadas unas de otras, pueden representar un avance radical de la ciencia. En cambio, cuando se combinan unas con otras generan las condiciones que podríamos describir como el hito más significativo de la historia humana: esto es lo que llamamos Singularity.

¿Cuáles son los ingredientes más significativos de este proceso? La explosión en el almacenamiento de datos, la internet universal y gratuita, que está por ocurrir en tres o cuatro años, los algoritmos de inteligencia artificial, los sistemas autónomos y la genética, todo esto y mucho más junto, permitiendo o invitando a la simbiosis de todos estos elementos en un ser inmortal. El 2045 es el año señalado para estos fenómenos extraordinarios.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *