Según una prestigiosa agencia, Argentina podría venderle gas líquido a Asia en las próximas décadas

La prestigiosa consultora internacional especializada en energía Wood Mackenzie vaticinó que, gracias al desarrollo de Vaca Muerta, en 2040 Argentina tendrá una producción de gas líquido (GNL) a gran escala y adelantó que nuestro país podría venderle el recurso a Asia para satisfacer la demanda en los momentos de mayor consumo en ese continente.Según publica…

Según una prestigiosa agencia, Argentina podría venderle gas líquido a Asia en las próximas décadas

La prestigiosa consultora internacional especializada en energía Wood Mackenzie vaticinó que, gracias al desarrollo de Vaca Muerta, en 2040 Argentina tendrá una producción de gas líquido (GNL) a gran escala y adelantó que nuestro país podría venderle el recurso a Asia para satisfacer la demanda en los momentos de mayor consumo en ese continente.

Según publica La Nación, la agencia internacional asegura que convertir el gas a estado líquido requiere construir una planta de licuefacción, lo cual podría demandar entre cuatro y cincos años y un costo de entre US$3000 y US$4000 millones. 

La tarea necesitaría la creación de un consorcio de al menos tres empresas interesadas en exportar el gas licuado que reúnan el capital para invertir y que compartan los riesgos.

En diálogo con La Nación, Mauro Chávez Rodríguez, analista principal de Latin America Gas & GNL de Wood Mackenzie., destacó la importancia de Vaca Muerta.

“La producción de gas de Vaca Muerta ha cambiado drásticamente la perspectiva del gas argentino. Ya está trayendo gas barato para la industria local y también apoya la construcción de nuevos gasoductos”, dijo.

Además, aseguró: “Ni siquiera la demanda interna y las exportaciones a países vecinos como Chile y Brasil son suficientes para el potencial de gas de Vaca Muerta”.

Por ello sostiene que la solución podría hallarse mediante las exportaciones de GNL.

“El GNL de la Argentina podría ser interesante para los jugadores que desean diversificar el suministro fuera de América del Norte. La estacionalidad de su producción también podría verse como una virtud para las empresas de servicios públicos asiáticos que buscan contratar solo sus meses de demanda máxima en el hemisferio norte”, sostuvo.

“Vemos más oportunidades para los jugadores asiáticos que buscan inversión extranjera, no solo en la fase inicial sino también en las principales infraestructuras intermedias, como plantas de procesamiento de gas, tuberías, petroquímicos y plantas de exportación de GNL”, concluyó Chávez Rodríguez.

En la actualidad, Argentina sólo exporta gas a países limítrofes, en especial a Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *