Crítica de Monos: Cuando las papas queman

Desde que se presentó en enero de este año en el Festival de Sundance, Monos viene levantando tantos elogios como algunas polémicas allí donde se la exhiba.Lo que hace Alejandro Landes (Cocalero) es desmitificar una estructura militar o mejor, militante, demostrar que las sociedades disfuncionales tienen más bemoles que los que aparentan, y que cuando…

Crítica de Monos: Cuando las papas queman

Desde que se presentó en enero de este año en el Festival de Sundance, Monos viene levantando tantos elogios como algunas polémicas allí donde se la exhiba.

Lo que hace Alejandro Landes (Cocalero) es desmitificar una estructura militar o mejor, militante, demostrar que las sociedades disfuncionales tienen más bemoles que los que aparentan, y que cuando las papas queman en ciertas organizaciones suele tender a emerger el individualismo por sobre el bien común.

Newsletters Clarín

Viva la música | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Una organización, compuesta por adolescentes armados, tiene como prisionera a una mujer estadounidense. No es en un centro urbano, sino en el campo, entre las montañas. Puede ser Colombia, Bolivia o cualquier país sudamericano.

No importa.

Esta suerte de guerrilla, que espera órdenes por radio de parte del Mensajero, tiene nombres de guerra un tanto estrafalarios. Rambo, Pitufo, Lobo, Sueca y así.

Un (mal) día, el Mensajero les lleva a Shakira. Que no es cantante ni mujer, sino una vaca, que luego deberán devolver. Los soldados son chicos, se les escapa un tiro y Shakira no mugirá más.

Mirá también

A partir de entonces, las alianzas, las relaciones, la unión y el contacto con la prisionera no serán los mismos. O sí, pero lo que sucede es que afloran los sentimientos reales, que estaban como camuflados.

Los Monos, que son ellos, la guerrilla, deben mudarse de las montañas a la selva. Y cuando la prisionera (Julianne Nicholson, vista en la reciente Iniciales SG, al lado de Diego Peretti) intente escapar… Apoyado más en lo colectivo que en lo individual, Landes desarrolla la trama hasta llevarla a momentos de asfixia. Es esa examinación, entre minuciosa y profunda, la que hace que Monos, en la que nuestro compatriota Jorge Román (El Bonaerense) tiene un pequeño papel, se siga con marcado interés.

Y atención, que Monos es la enviada por Colombia para disputar una de las cinco candidaturas al Oscar al mejor filme hablado en idioma extranjero, igual que nuestra La odisea de los giles. Dolor y gloria, de Almodóvar, tendría su lugar asegurado, pero bien puede haber otra hablada en castellano cuando en enero del año que viene se anuncien las nominaciones.

Monos

Muy buena

Drama/Thriller. Colombia/Argentina, 2019. 105’, SAM 16 R. De: Alejandro Landes. Con: Julianne Nicholson, Moisés Arias, Sofía Buenaventura. Salas: Artemultiplex, Cosmos UBA, Village Avellaneda, Village Recoleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *