Vida perfecta, un retrato de mujer pincelado con humor

Composición tema “la mujer”. Ése parece ser el examen que la ficción le empezó a tomar en este tiempo a autores, directores y productores, como para no quedarse abajo de la ola del empoderamiento femenino. Y en su triple rol de guionista, realizadora y protagonista, la catalana Leticia Dolera se mandó con un ensayo plagado…

Vida perfecta, un retrato de mujer pincelado con humor

Composición tema “la mujer”. Ése parece ser el examen que la ficción le empezó a tomar en este tiempo a autores, directores y productores, como para no quedarse abajo de la ola del empoderamiento femenino. Y en su triple rol de guionista, realizadora y protagonista, la catalana Leticia Dolera se mandó con un ensayo plagado de humor, bien lejos de la solemnidad discursiva. De eso trata Vida perfecta, una serie para reírnos de nosotras mismas en general y de los mandatos sociales y familiares en particular.

Entre las muchas cosas buenas que tiene esta ficción de Movistar Play, se destaca la agilidad del relato, una virtud que no suele florearse por las historias de autor. Aquí, a lo largo de ocho capítulos de no más de media hora cada uno, Dolera -activista femenina con amplio recorrido por el cine y la TV- propone revisar la vida de tres mujeres de treinta y pico de años en crisis. Pero no son crisis de lamento, sino de reinvención. Y no de reinvención heroica, sino de reinvención posible.

Y ahí están María (Dolera), su hermana Esther (Aixa Villagrán) y su amiga de siempre, Cristina (Cecilia Freijeiro). La primera viendo cómo se desmorona su castillito soñado, una vez que, a punto de dar el sí, su novio la deja. Y, entonces, en una noche se anima a hacer lo que nunca hizo: en medio del descontrol, queda embarazada de Gari (brillante trabajo de Enric Auquer), un muchacho con discapacidad intelectual. Esther es lesbiana, sin pareja fija y sin éxito en su camino de artista plástica. Está a punto de cumplir 40, pero se mueve por la vida como si estuviera por celebrar su fiesta de 15.

Esther, María y Cristina, según pasan los años: porque la serie tiene flashbacks que cuentan cómo fueron antes de ser las que son.

Y Cristina, que pudo formar la familia tipo que hubiera querido tener María, está enredada en la frustración y la mentira. Y busca afuera de su hogar lo que perdió de vista adentro.

Si bien es una rigurosa historia de mujeres, la serie no baja línea sobre la coyuntura de género. Al contrario, reivindica tan a fondo el espíritu feminista que las (nos) muestra como somos. Con respeto y con mucho humor.

Aunque tiene un manejo antojadizo del tiempo para cada episodio, lo cierto es que entre el principio y el fin de la primera temporada pasan los nueve meses del embarazo de María. En el medio, la vida con sus idas y venidas, pero para qué contarla si en realidad bien vale la pena verla en streaming.

Uno de los pilares de esta ficción se sostiene en el tenor de los diferentes diálogos, con la acidez y picardía de Esther para contestarle a medio mundo, con la inocencia de María para analizar a veces su universo y con la capacidad de improvisación de Cristina para darle explicaciones a su marido.

Cuando se juntan las tres protagonistas se arma un festival de humor y simpáticas chicanas.

Estrenada el 18 de octubre en España, Vida perfecta se llevó dos premios -cinco meses antes de llegar a la pantalla- del Festival de Cannes a mejor serie y mejor interpretación, compartido por las tres.

Más allá de algunas yapitas interesantes, como la actuación en cuentagotas de la gran Carmen Machi (madre de María y de Esther), la serie tiene una humana mirada sobre las mujeres que se bancan las contradicciones y los errores. Y un sarcasmo que se agradece.

Ficha

Calificación: Muy buena

Comedia Protagonistas: Leticia Dolera, Aixa Villagrán y Cecilia Freijeiro Autores: Leticia Dolera y Manuel Burque Directora: Leticia Dolera Emisión: primera temporada por Movistar Play.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *