Pruebas PISA: todo sigue igual

Los resultados de la prueba PISA correspondientes a 2018, que se acaban de conocer, suceden a los de 2012, ya que en 2015 la información del país fue desechada. Los ricos datos que proporciona este estudio serán estudiados en detalle durante mucho tiempo. Pero en una primera lectura y en términos generales, se puede concluir…

Pruebas PISA: todo sigue igual

Los resultados de la prueba PISA correspondientes a 2018, que se acaban de conocer, suceden a los de 2012, ya que en 2015 la información del país fue desechada. Los ricos datos que proporciona este estudio serán estudiados en detalle durante mucho tiempo. Pero en una primera lectura y en términos generales, se puede concluir que, en lo que respecta a la Argentina, los resultados no difieren de los ya conocidos en las pruebas anteriores de 2006, 2009 y 2012: nuestros chicos de 15 años que se encuentran en las escuelas, tienen serias dificultades para comprender lo que leen (el 52 % se encuentra por debajo del nivel 2 considerado como el mínimo aceptable) y el 69 % y el 54 % se encuentran por debajo de los niveles mínimos en matemática y en ciencia respectivamente. En relación con los diez países de Latinoamérica que participaron en la prueba y que están ubicados en el tercio final de las 79 jurisdicciones, Argentina ocupa el séptimo lugar en comprensión lectora y en ciencia y el octavo en matemática. Se confirma también un hecho ya comprobado con anterioridad: es muy bajo el porcentaje de alumnos que se encuentran en los niveles más elevados, 0.7 % en comprensión lectora, 0.3 % en matemática y 0.5 en ciencia. En Canadá, por ejemplo, el 15 % de los alumnos alcanzan niveles elevados en lectura, el 15,3 % en matemática y el 11.3 % en ciencia.

En esta oportunidad se informa el rendimiento de los estudiantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Córdoba, Provincia de Buenos Aires y Tucumán. En el caso de la comprensión lectora, la habilidad más detenidamente analizada en PISA 2018, el puntaje promedio del país fue de 402 mientras que el de la CABA fue de 454, el de Córdoba 427, el de la provincia de Buenos Aires 413 y el de Tucumán 389. A título comparativo, el de Chile fue de 452. Se ha confirmado también la estrecha relación entre el rendimiento y el nivel socioeconómico de las familias: los alumnos argentinos del 25 % más pobre, obtuvieron 353 puntos en comprensión lectora mientras que los del 25 % más rico lograron 455 puntos. De todos modos, este promedio de nuestros mejores alumnos es más bajo que el de los peores alumnos de ¡20 países!

Confiemos en que estos datos resulten de utilidad para tratar de encaminar la maltrecha educación argentina.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *