Por gestión, Schiaretti hablará con Cafiero y con De Pedro

Con la confirmación del gabinete nacional, aunque muchos de los nombres ya estaban en danza, el gobernador Juan Schiaretti apostará a reconstruir la relación con el presidente electo Alberto Fernández y a sostener un diálogo por la gestión con dos influyentes funcionarios: el futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el designado ministro del Interior,…

Por gestión, Schiaretti  hablará con Cafiero y con De Pedro

Con la confirmación del gabinete nacional, aunque muchos de los nombres ya estaban en danza, el gobernador Juan Schiaretti apostará a reconstruir la relación con el presidente electo Alberto Fernández y a sostener un diálogo por la gestión con dos influyentes funcionarios: el futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el designado ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro.

El gobernador maneja otras alternativas políticas de acercamiento con el cristinismo, pero en temas de gobierno, Cafiero y De Pedro son dirigentes a los que Schiaretti valora por su capacidad de diálogo.

Durante la última campaña electoral y en esta transición, el gobernador tuvo algunos contactos con estos dos funcionarios muy cercanos al presidente que asumirá el próximo martes.

Con “Wado” De Pedro tuvo un contacto que fue público: el 15 de septiembre pasado, cuando Schiaretti se reunió por última vez cara a cara con Alberto Fernández, el próximo ministro del Interior participó durante 20 minutos de aquel encuentro. Por aquellos días, en plena campaña por la primera vuelta electoral, ya se mencionaba al dirigente de La Cámpora para ocupar la cartera política.

Su participación en aquella reunión en el hotel Holiday Inn prácticamente confirmó que iba a ser el próximo ministro del Interior si Fernández era Presidente.

Anoche, Schiaretti se refirió al nuevo gabinete. “Yo no debo de opinar sobre los colaboradores que elige una autoridad elegida por el pueblo. Si reitero mi disposición a trabajar con el Presidente y todo su equipo”, dijo diplomático.

En los últimos días, en conversaciones privadas, el gobernador elogió a estos dos dirigentes.

Los considera “hombres de diálogo”, más allá de que vienen de distintos orígenes políticos, aunque ambos son peronistas.

Cafiero es un militante que trabajó en la gestión bonaerense de Daniel Scioli. Nieto del histórico dirigente Antonio Cafiero, el próximo jefe de Gabinete también militó para Florencio Randazzo en las elecciones legislativas de 2017, cuando el exministro de Transporte enfrentó a Cristina Fernández en la interna de la provincia de Buenos Aires.

De Pedro es uno de los fundadores de la agrupación La Cámpora, junto a Máximo Kirchner. Todos –incluido Schiaretti– le reconocen su capacidad de aceitar vínculos con todos los sectores del PJ, pese a ser un dirigente muy cercano a Cristina Fernández.

Más allá de esta posible vía de contacto con ambos funcionarios nacionales, lo cierto es que no hay ningún ministro albertista que tenga una relación estrecha con el gobernador.

Sorpresa

Cuando trascendió que el economista Alejandro Vanoli se iba a hacer cargo de Anses, muchos schiarettistas vieron con preocupación esa designación, por tratarse de un hombre muy cercano a Cristina Fernández.

Sin embargo, el gobernador sorprendió a sus íntimos con un elogio hacia el futuro funcionario nacional con el cual la Provincia deberá negociar desembolsos nacionales para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones.

“Es una buena noticia que Vanoli vaya a Anses. Es un economista con quien se puede hablar de números. Eso me deja tranquilo. Peor hubiera sido un dirigente político puro”, sorprendió el mandatario provincial.

Distanciamiento

La relación con Alberto Fernández hoy está fría. Los funcionarios más cercanos a Schiaretti aseguran que el gobernador no se molestó por las últimas críticas del presidente electo.

Los schiarettistas dicen que el mandatario provincial lo conoce a Fernández desde hace mucho tiempo y trató de desdramatizar sus punzantes definiciones políticas sobre Córdoba.

“El Alberto es así. Hay que conocerlo y no enojarse. Creo que nunca va a rechazar la posibilidad del diálogo”, habría comentado Schiaretti en su entorno, luego de que Fernández dijera que el gobernador “oculta” su peronismo.

El último contacto entre Schiaretti y Fernández fue aquella reunión de septiembre pasado en la que no faltaron momentos ásperos. Aunque ambos la calificaron de “sincera”.

La ausencia de diálogo en los últimos días, aunque sea telefónico, marca el distanciamiento que existe entre el presidente electo y el gobernador.

Marcos Bovo: En Comunicación

Un exaccastellista será el vocero del gobernador.

Marcos Bovo será el próximo secretario de Comunicación de Córdoba. En la práctica, se convertirá en el vocero del gobernador Juan Schiaretti. El dirigente radicado en Villa María (nació en Monte Buey) es licenciado en Comunicación Social y fue un estrecho colaborador de Eduardo Accastello durante sus dos mandatos como intendente de Villa María. Actualmente, es vocal de la Agencia Córdoba Cultura, junto a Nora Bedano, ya que luego de distanciarse de Accastello trabaja con el intendente Martín Gill.

ELECCIONES 2019

Newsletter con la mejor información política, todos los lunes a la tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 7/12/2019 en nuestra edición impresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *