Esa extraña pasión por persistir en el error

Podés equivocate, todos nos equivocamos. Pero lo más extraño, dentro de las conductas humanas, se deja ver cuando decidimos hacer oídos sordos a las críticas y persistimos en nuestra posición, por más claro que esté el yerro. Y esto fue lo que le pasó al ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, con un simple ejercicio…

Esa extraña pasión por persistir en el error

Podés equivocate, todos nos equivocamos. Pero lo más extraño, dentro de las conductas humanas, se deja ver cuando decidimos hacer oídos sordos a las críticas y persistimos en nuestra posición, por más claro que esté el yerro. Y esto fue lo que le pasó al ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, con un simple ejercicio matemático, que podría tomarse en los últimos grados de la primaria o primeros de la secundaria. Pero que estaba, en realidad, mal formulado.

Ese cálculo fue posteado por él mismo el domingo en su muy activa cuenta de Twitter. “¡Resolvamos un problema! Antes de poner el resultado, dejamos una pista para que lo resuelvan: Cada ícono tiene un valor”, decía el tweet y a continuación se presentaba una combinación de íconos (que representan una calculadora, un libro y una computadora) que formaban diferentes cuentas.

El polémico problema matemático que difundió Nicolás Trotta

Quienes pusieron manos a la obra al rato advirtieron la dificultad. La computadora estaba elevada sobre sí misma y el resultado tenía que dar 2. ¿Sería 1,4142135624? El desconcierto se conoció al poco tiempo con un nuevo tweet del Ministro. “Acá les compartimos la solución al problema que subimos”, decía y mostraba que la computadora equivale a un 1. Es decir, que 1 a la 1 tendría que dar 2. ¿Cómo?

Siendo Twitter la red que es, la de los “haters” (odiadores) como se les dice, los mensajes de burla no tardaron en multiplicarse. Un ministro de Educación equivocándose así de feo daba para destapar a todos los monstruos escondidos. Y aparecieron nomás. Pero nada como lo que pasó después. Siendo poco más de la 1 de la mañana ya del lunes, el ministro de Educación lejos de reconocer el error, pedir disculpas, acudir a la “fe de erratas” o tantas otras cosas que hacemos todos cuando metemos la pata, decidió redoblar la apuesta y salir con los tapones de punta contra quienes criticaban el error.

Problema matemático en la cuenta de Twitter de Nicolás Trotta.

“¿La grieta en la matemática? Son 2 computadoras, si fuese 4 – 1 al 1, el resultado sería 3 y no 2. Es 4 – 2 computadoras, que da 2. ¡Buenas noches!”, tuiteó enojado. Es decir, que para la visión de un ministro de Educación nacional, un número elevado a sí mismo en realidad se suma dos veces, porque en este caso eran dos computadoras. Ni Paenza lo hubiera imaginado.

Este nuevo tweet no hizo más que viralizar todo lo anterior y “Ministro de Educación” se convirtió en “Trending toping” de la red. A Nicolás Trotta muchos lo empezaron a conocer desde ese momento.

Esto no deja de ser una simple anécdota, un acertijo en Twitter no va incidir en nada en la dañada calidad educativa argentina. Pero quizás esté revelando algo de un estilo sobre una gestión que aún está en pañales. ¿Qué va a pasar cuando al Ministro se le haga alguna crítica? ¿Cómo comunicará sus ideas más allá de los anuncios oficiales o las estrategias de marketing online? Todo está por verse, esperemos que no se persista en el error y se escuche a las voces diferentes. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *