Video: escuchá cómo suenan las vibraciones del suelo en Marte

Los primeros informes de la actividad sísmica y las vibraciones del suelo de Marte ya son una realidad. Estos estudios revelaron que el Planeta Rojo es geológicamente activo: tiene un nivel moderado de actividad sísmica, intermedio entre la Tierra y la Luna. Así como acá tenemos terremotos, allá hay “martemotos”.Son los resultados preliminares de la misión…

Video: escuchá cómo suenan las vibraciones del suelo en Marte

Los primeros informes de la actividad sísmica y las vibraciones del suelo de Marte ya son una realidad. Estos estudios revelaron que el Planeta Rojo es geológicamente activo: tiene un nivel moderado de actividad sísmica, intermedio entre la Tierra y la Luna. Así como acá tenemos terremotos, allá hay “martemotos”.

Son los resultados preliminares de la misión InSight de la NASA, que aterrizó una sonda en Marte el 26 de noviembre de 2018.

Los datos fueron arrojados por su instrumento clave: el sismómetro llamado SEIS. Y los resultados fueron publicados este lunes en un suplemento especial de las revistas Nature Geoscience y Nature Communications.

“Esta misión nos dio nuestra primera comprensión real de la estructura interior de Marte“, dijo Nicholas Schmerr, profesor asistente de geología en la Universidad de Maryland y coautor del estudio. “Los datos nos ayudan a comprender cómo funciona el planeta, su tasa de sismicidad, qué tan activo es, y dónde está activo”, agregó Schmerr.

​Mostraron que hubo 174 eventos sísmicos o “martemotos” durante 235 días marcianos (unos 10 meses de la Tierra). De ellos, 150 fueron eventos de alta frecuencia que producen temblores similares a los registrados en la Luna por el programa Apolo. Los otros 24 fueron en su mayoría eventos de baja frecuencia.

Mirá también

Tres de ellos mostraron dos patrones de onda distintos, similares a los terremotos en la Tierra causados por el movimiento de las placas tectónicas.

“Estos eventos de baja frecuencia fueron realmente emocionantes“, dijo Vedran Lekic, profesor asociado de geología de la Universidad de Maryland y coautor del estudio.

“En función de cómo se propagan las diferentes ondas a través de la corteza, podemos identificar capas geológicas dentro del planeta y determinar la distancia y la ubicación de la fuente de los terremotos”, continuó.

Imagen capturada el 2 de febrero de 2019 por la cámara de despliegue en el brazo robótico del módulo InSight (NASA/JPL-Caltech)

Además -según lo informado por EFE- los científicos determinaron que algunos sismos habían surgido a nivel local y otros a distancias tan lejanas como la región de Cerberus Fossae, a 1.600 kilómetros del InSight.

“Entender estos procesos es parte de una pregunta más importante sobre el planeta: ¿Puede soportar la vida? ¿O alguna vez lo hizo?”, indagó Schmerr. “Si resulta que hay magma líquido en Marte, y si podemos determinar dónde está más activo geológicamente el planeta, esto podría guiar futuras misiones en busca del potencial para la vida”, concluyó.

La sonda InSight fue lanzada por la NASA en mayo de 2018 con destino a Marte. Llegó seis meses después, tras recorrer 485 millones de kilómetros. Y amartizó en Homestead Hollow, un pequeño cráter situado en la Planicie del Elíseo.

La llaman el “topo de Marte” y tiene la misión de investigar el interior marciano. Indaga la composición del suelo y los procesos que se desarrollan bajo su superficie. Y mide las temperaturas y la conductibilidad de las capas internas del planeta.

Su objetivo es que el Planeta Rojo sea sometido al primer “chequeo a fondo de sus funciones vitales desde que se formó hace 4.500 millones de años”, indicó la NASA durante el lanzamiento.

Para analizar los fenómenos atmosféricos marcianos, InSight cuenta con APSS, un conjunto de instrumentos entre los que se encuentran el sensor de presión PS, el magnetómetro IFG y los sensores TWINS, estos últimos diseñados y operados por el Centro de Astrobiología, en Madrid.

Mirá también

En estos meses, APSS confirmó que el campo magnético en el que opera el InSight es diez veces más intenso de lo estimado, un hallazgo que sorprendió a los científicos y que será estudiado en profundidad el resto de la misión.

Como se espera que la misión InSight continúe durante otro año terrestre, las nuevas mediciones deberían basarse en estos resultados iniciales y revelar nuevos descubrimientos y hallazgos sobre Marte. Todas estas observaciones serán clave para mejorar las capacidades de predicción y la exploración futuras, concluyen los investigadores.

DD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *