“El Chino” Romero, a corazón abierto: “Por verlo a mi hijo caminar cambio hasta de profesión”

Con la pandemia de coronavirus que afecta al mundo, todos los futbolistas profesionales se encuentran en sus hogares, entrenando y tratando de sobrellevar el parate.Entre ellos está el delantero cordobés, Silvio Romero, que fue goleador de la última Superliga en Independiente de Avellaneda.El “Chino” atraviesa una situación especial con su hijo Mateo, que padece encefalopatía…

“El Chino” Romero, a corazón abierto: “Por verlo a mi hijo caminar cambio hasta de profesión”

Con la pandemia de coronavirus que afecta al mundo, todos los futbolistas profesionales se encuentran en sus hogares, entrenando y tratando de sobrellevar el parate.

Entre ellos está el delantero cordobés, Silvio Romero, que fue goleador de la última Superliga en Independiente de Avellaneda.

El “Chino” atraviesa una situación especial con su hijo Mateo, que padece encefalopatía crónica no evolutiva o más conocido como parálisis cerebral.

“Es una situación compleja la de él porque todavía no puede comunicarse de la manera normal. Nosotros, que convivimos con él, nos damos cuenta de las cosas que necesita. Es un ser muy divertido. Por este momento, todas sus terapias están canceladas, así que tiene más tiempo para jugar. Le gusta mucho la música. Él tiene una batería, un piano y una guitarra para que pueda tocar”, contó Romero ante Súper Mitre, de Radio Mitre.

“Yo convivo con mi señora Sara y Mateo. Mi otro nene, que se llama Benjamín, vive en Córdoba. Mi hijo que vive allá tiene diez años y por suerte viene seguido a Buenos Aires. Él es muy maduro y sabe de la situación. Le dije que tome mucha conciencia y, por suerte, está cumpliendo con la Cuarentena. Gracias a Dios tenemos una muy buena relación con toda la familia”, agregó el ex Instituto.

“No fue fácil tomar la decisión de parar. No sabemos cuando vamos a volver a jugar. El tirón puede ser largo, está situación no está prevista. No importa cuando vuelva el fútbol, importa pasar esta situación”.

“Mi título más importante en mi carrera fue la Suruga Bank con Independiente, pero lo cambiaría para verlo a Mateo caminando y que me acompañe a salir en una cancha. Si es necesario, cambio hasta de profesión. Nosotros queremos que logre su dependencia y vamos a dejar todo para que él tenga la calidad de vida que se merece. Su día a día es mucho más favorable que cuando nació. Los médicos llegaron a decirnos lo peor, que no lo íbamos a tener entre nosotros. A nivel salud, él está encaminado. Por suerte no es paciente de riesgo por el Coronavirus”, finalizó el delantero cordobés.

NEWSLETTER DE INSTITUTO

La mejor información sobre la Gloria en tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *