Metalúrgicas proponen innovación para adaptar respiradores

Un proyecto colaborativo que circula en la industria metalúrgica nacional convoca al sector a trabajar para reducir la falta de respiradores en el país.Se trata de un planteo de Adox, firma con sede en Ituzaingó –en el conurbano bonaerense–, que desde hace 25 años produce insumos para tecnologías médicas.La propuesta es fabricar adaptadores de los…

Metalúrgicas proponen innovación para adaptar respiradores

Un proyecto colaborativo que circula en la industria metalúrgica nacional convoca al sector a trabajar para reducir la falta de respiradores en el país.

Se trata de un planteo de Adox, firma con sede en Ituzaingó –en el conurbano bonaerense–, que desde hace 25 años produce insumos para tecnologías médicas.

La propuesta es fabricar adaptadores de los respiradores para anestesia para el uso en pacientes con coronavirus, equipos que se están liberando porque los centros de salud están reprogramando cirugías que no son urgentes.

El proyecto fue desarrollado con la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), con la idea de que otras empresas del sector se sumen a fabricar válvulas que hoy faltan por la alta demanda global.

Ideas similares exploran países como Estados Unidos, Italia e Inglaterra, junto con automotrices como Ford, Fiat Chrysler Automobile (FCA) y General Motors.

El desarrollo fue presentado a la Secretaría de Industria de la Nación, pero también al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) y a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), entidades que deben aprobar o corregirlo para su implementación.

“Ahora depende de los tiempos oficiales, pero sus autoridades están conscientes de la rapidez que se necesita”, dijo Javier Viqueira, presidente de Adox, quien aclaró que esto “no reemplaza a los respiradores mecánicos” y que es una solución momentánea “sin fines de lucro” para superar faltantes.

Según las estadísticas, cinco por ciento de los pacientes con coronavirus requiere de internación y una parte necesita respiradores.

Si bien no hay datos certeros, estimaciones oficiales y privadas indican que hay entre cinco mil y nueve mil respiradores en el país, algunos con hasta 10 años de antigüedad, ya que lo común es hacerles mantenimiento cuando comienza la época de frío.

La Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba tomó contacto con el proyecto y puso a disposición su centro de investigación (ver aparte) y también a sus socias para asistir a los dos únicos fabricantes de respiradores del país, los cordobeses Tecme y Leistung.

“Hay muchas buenas intenciones, pero la realidad es que puede que no lleguemos con la velocidad de respuesta que esto requiere, porque para producir insumos hace falta la aprobación de organismos oficiales”, advirtió el titular de la entidad, Eduardo Borri.

Al respecto, la Sociedad Argentina de Bioingeniería emitió una advertencia a través de un comunicado: “Es importante resaltar que este dispositivo, considerado soporte de vida, puede ocasionar la muerte de un paciente si su funcionamiento no es el validado. Por tal motivo, desalentamos cualquier iniciativa que no cumpla con los requerimientos de la Anmat”.

Silmag, a toda capacidad

Por otro lado, la firma cordobesa Silmag, autopartista en su génesis y que hace 25 años fabrica productos biomédicos, trabaja en su planta en Las Higueras (Río Cuarto) “a toda su capacidad productiva” para hacer cánulas para oxigenoterapia.

Esos conductos se usan en pacientes que salen de terapia y necesitan asistencia de oxígeno, por lo que la firma espera un pico de demanda.

“Nuestros distribuidores en el mundo –exporta a más de 20 países– se hicieron de un stock importante, así que ahora nos concentramos en el mercado interno. Hoy la gran demanda es de respiradores, después vendrá la de cánulas para el paciente que deja el respirador”, explicó Fernando Gaido, gerente general de la empresa.

Con 180 empleados, Silmag produce al año más de un millón de unidades entre todos sus productos –drenajes, sondas y dispositivos vasculares, entre otros–, de los que, en general, los insumos para vía respiratoria representan 14 por ciento, pero proyecta elevar ese nivel a 40 por ciento, para lo cual en marzo ya duplicó su fabricación.

Conexión Córdoba: Centro de Arteaga

Ese espacio actuaría como enlace local del proyecto.

El proyecto de Adox y Adimra prevé la participación activa de todos los centros tecnológicos y de investigación que tiene la asociación metalúrgica en todo el país.

Por eso, el Centro Tecnológico de Arteaga, de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba, actuaría de vínculo entre el proyecto y las iniciativas que aparezcan en el centro del país, según las primeras conversaciones que mantuvieron los organizadores y la entidad cordobesa.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 25/03/2020 en nuestra edición impresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *