Los millones que ya perdieron los shoppings de Córdoba por la cuarentena

Los principales shoppings y centros comerciales ubicados en la ciudad y en el Gran Córdoba son, además de un negocio inmobiliario para las empresas que los operan, un potente canal para el comercio minorista que acumula a hoy, y por efecto de la cuarentena obligatoria, 19 días de cierre.En enero, último mes relevado por la…

Los millones que ya perdieron los shoppings de Córdoba por la cuarentena

Los principales shoppings y centros comerciales ubicados en la ciudad y en el Gran Córdoba son, además de un negocio inmobiliario para las empresas que los operan, un potente canal para el comercio minorista que acumula a hoy, y por efecto de la cuarentena obligatoria, 19 días de cierre.

En enero, último mes relevado por la Dirección de Estadísticas de la Provincia, esas superficies vendieron por un total de 996,78 millones de pesos. Casi 47 por ciento de esa facturación provino de indumentaria y calzado; rubro seguido por gastronomía (16%, con protagonismo absoluto de los “patios”), ropa deportiva (10,7%), perfumería (8%), diversión (5,36%), electrónicos (3,49%) y el resto de los rubros (9,43%).

Un ejercicio de proyección de esa facturación, a partir de datos de años anteriores y del impacto de la estacionalidad, permite estimar que en marzo y en abril, de no haber irrumpido la pandemia, los shoppings podrían haber registrado un promedio diario de ventas de 35,38 millones.

Eso significa que en los 19 días que ya llevan cerrados, la pérdida de ingresos llega al menos a 672 millones de pesos.

Se trata sólo de un número base, puesto que los responsables de los distintos centros comerciales coinciden, dentro o fuera de micrófono, en que la facturación comenzó a recortarse días antes del 20 de marzo, fecha inicial de la cuarentena. “Marzo habrá tenido sólo 12 días de facturación plena”, aclara Ignacio Albarracín, gerente comercial de Nuevocentro Shopping.

“Con el cese de clases el desplome fue notable. Además, comenzamos a trabajar en horario reducido, y muchos locatarios fueron cerrando por precaución”, explica Susana Villada, gerenta comercial de Villa Allende Shopping (VAS), describiendo el movimiento que se dio en todos los centros comerciales.

Alquileres al mínimo

El valor del alquiler tipo dentro de un centro comercial se compone de un mínimo fijo y uno variable, calculado como porcentaje de la facturación de un comercio (promedia siete por ciento sobre venta neta). El locatario abona el que resulte mayor cada mes. A eso se suman los gastos comunes o “expensas” del shopping, que se pagan según la superficie del local, pero pueden pesar un 50 por ciento del alquiler; y el fondo de promoción destinado a acciones de marketing (suele ser de entre el 10 y el 15 por ciento del alquiler).

Esta situación inédita, generada por la cuarentena, abrió un compás de diálogo con los locatarios en el que ambas partes buscan con buena voluntad llegar a acuerdos de pago posibles. Desde los centros comerciales coinciden en que aún no hubo pedidos de rescisión de contratos por parte de los comerciantes y que la voluntad es flexibilizar condiciones para retener inquilinos.

“He visto cartas enviadas por shoppings de todo el país a sus locatarios en estos días. En general, coinciden en cobrar un proporcional por lo que se trabajó en marzo, que no es más de 15 días. Y apuntan a solventar los gastos de funcionamiento que continúan, como seguridad o limpieza. Hacia abril, la idea que prima es no cobrar el alquiler”, revela un gerente local que prefirió reserva.

Esta segunda medida deriva de la expectativa, mayoritaria, de que luego del 13 de abril seguirán pesando restricciones sobre la actividad de los shoppings.

Hoy, en muchos de ellos sólo trabajan la farmacia y el supermercado, que albergan una actividad mínima.

“Buscamos acompañar al locatario, cuya prioridad hoy es pagar salarios. En marzo cobraremos sólo porcentaje sobre las ventas que hayan tenido. Si en abril seguimos cerrados, tendremos que repensarlo”, señala Albarracín. “Hay un vínculo muy cercano a todos ellos. En marzo haremos un proporcional de ventas y porcentaje de gastos comunes. Esto se ve día a día”, subraya Villada.

Canales: Paralizados

Por estas superficies discurre gran parte del comercio local.

$849 M Será el piso de pérdida estimado de facturación de shoppings del Gran Córdoba en los 24 días de cuarentena, hasta el domingo 12.

980 Son los locales e islas que reúnen sólo los siete principales shoppings de esta Capital: Patio Olmos, Nuevocentro, Córdoba Shopping, Dinosaurio Rodríguez del Busto, Paseo del Jockey y los paseos Lugones y Rivera.

Las huellas de la cuarentena en comercios y servicios

Por rubros: Los más afectados

Hotelería, esparcimiento, agencias y operadores de viajes, gastronomía y el grupo de actividades comerciales excluyendo alimentos y bebidas y otros exceptuados.

Pérdidas: Estimación

Según el Foro de Análisis Económico del Comercio y los Servicios, la pérdida total de valor agregado por 30 días de cuarentena podría alcanzar los 32.482 millones de pesos.

Empleo: Impacto

En los dos grupos de sectores más afectados por el parate de las actividades, la cuarentena impacta sobre empresas que, en conjunto, generan empleo entre 339.510 cordobeses.

Esenciales: Exceptuados

En comercio, el principal es el sector de alimentos y bebidas, que podría compensar parte de las pérdidas, con una facturación adicional de 3,359.9 millones de pesos mensuales.

Servicios: Sin salud

El resto de los servicios, excluyendo salud, si sufre una baja de 20 por ciento de nivel de actividad en un mes, implicaría una pérdida de facturación de 9,022.5 millones de pesos.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 7/04/2020 en nuestra edición impresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *