Coronavirus en Argentina: denuncian a los consorcios donde vecinos intimidaron a médicos para que se muden

Los casos de intimidación y discriminación hacia médicos y otros trabajadores de la salud en medio de la pandemia por coronavirus, por parte de vecinos que viven en el mismo edificio, están en ascenso. Por eso la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires ya inició acciones legales contra los consorcios administrativos de los lugares donde…

Coronavirus en Argentina: denuncian a los consorcios donde vecinos intimidaron a médicos para que se muden

Los casos de intimidación y discriminación hacia médicos y otros trabajadores de la salud en medio de la pandemia por coronavirus, por parte de vecinos que viven en el mismo edificio, están en ascenso. Por eso la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires ya inició acciones legales contra los consorcios administrativos de los lugares donde se presentaron episodios de este tipo.

El Defensor del Pueblo porteño, Alejandro Amor, contó que por estas situaciones ya se realizaron tres denuncias en la Fiscalía General de la Ciudad. Uno por un hecho ocurrido en el barrio de Belgrano, otro en Recoleta y uno más en Villa Crespo.

La intimidación siempre es la misma: vecinos que pegan carteles en los ascensores o las puertas de ingreso donde exigen que la persona que trabaja en el sistema de salud se vaya a vivir a otro lado. Contradictorio con ese emotivo aplauso de las 21 horas desde los balcones y ventanas.

Una de las más fuertes le ocurrió a Fernando Gaitán, farmacéutico: “Si sos médico, enfermero, farmacéutico o te dedicás a la salud, ¡andate del edificio porque nos vas a contagiar a todos, hijo de puta! Tus vecinos”, expresaba el cartel anónimo.

Mirá también

“Me indignó mucho porque yo salgo todos los días y expongo mi vida y la de los que viven conmigo, mi salud vale como la de cualquier otra persona“, dijo Gaitán en una entrevista televisiva.

El Defensor porteño expresó que esos hechos “generan una profunda preocupación a este órgano constitucional toda vez que médicos, enfermeros, técnicos, administrativos, personal de limpieza, de mantenimiento y tantos más, en este momento inédito de lucha mundial contra el virus COVID-19 son quienes sostienen el sistema de salud y la primera línea de batalla contra el mismo”.

Y agregó: “Todos ellos, arriesgan su vida para salvar la de todos nosotros, incluidos aquellos –paradójicamente- que hoy los discriminan, los insultan, amenazan y hostigan, justamente por pertenecer a esa línea de batalla”.

De ese modo, Amor pidió al titular del Registro Público de Administradores de Consorcios del Gobierno porteño que se instruya a todas las administraciones y que en caso de detectar agresiones, las ponga en conocimiento del organismo a los fines de iniciar las denuncias respectivas.

Mirá también

En ese sentido, el citado Registro ya les envió una carta a los administradores en la que expresó que “los propietarios deberán abstenerse de realizar acciones como las citadas precedentemente, debiendo en caso de verificarse alguna de ellas, poner en conocimiento a la Defensoría del Pueblo”.

Otro caso que también se hizo público y ya está en manos de la Justicia es el que ocurrió en la calle Amenábar al 1600, en Belgrano. Una carta dirigida a la inquilina del tercero 16 firmada por los vecinos.

“Atento al ALTO RIESGO CREADO por su actividad se ha comunicado a la autoridad correspondiente la situación de riesgo generada al edificio y que, hasta tanto se tome otra medida, SE LA INTIMA A EVITAR EL TRÁNSITO Y PERMANENCIA EN ZONAS COMUNES así como tocar elementos tales como picaportes, barandas de escalera, acceder a terraza y demás elementos que ATENTO LA GRAVEDAD DE LA PANDEMIA PONGAN EN RIESGO A QUIENES HABITAN EL EDIFICIO“, expresa parte de ese relato, con mayúsculas inclusive.

Mirá también

Rápidamente, el escrito se filtró en las redes sociales. Y en Twitter causó una fuerte indignación. Varios usuarios se quejaron por la actitud que ese grupo de vecinos mostró hacia la médica y la decisión de intimarla con la posibilidad de llevar la situación al fuero penal.

Amor contó a Clarín que desde que se realizaron las denuncias aparecieron más casos de personal de salud que fue hostigado y obligado por sus propio vecinos a irse de donde vive. “Es imposible de permitir ese tipo de situaciones“, dijo el funcionario y agregó: “Realmente son algunas personas con conductas inconcebibles”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *