Facebook, el hogar de la piratería: ahora transmiten en vivo películas y porno

La piratería existe desde hace muchísimos años, pero las nuevas tecnologías –sobre todo la llegada de las redes sociales- se encargaron de moldearla a las exigencias actuales de los usuarios. Antes, solo debíamos caminar por calle Avellaneda u Once para comprarle alguna película que había estado hace poco en el cine al vendedor que se…

Facebook, el hogar de la piratería: ahora transmiten en vivo películas y porno

La piratería existe desde hace muchísimos años, pero las nuevas tecnologías –sobre todo la llegada de las redes sociales- se encargaron de moldearla a las exigencias actuales de los usuarios. Antes, solo debíamos caminar por calle Avellaneda u Once para comprarle alguna película que había estado hace poco en el cine al vendedor que se solía ubicar a un costado de la vereda.


Facebook, el hogar de la piratería. 

Con la llegada de Internet, bastaba con sólo acceder a un sitio y aguardar algunas cuantas horas para descargar contenidos sin costo alguno. Sin embargo, actualmente solo basta con un click para acceder a tu película favorita a través de Facebook. En los últimos meses, desde la red social de Mark Zuckerberg comenzaron a transmitirse en vivo diversos films.

La última película de los Advengers, que salió hace poco en Blu-ray

Desde éxitos recientes como Avengers: Infinity War, pasando por la última entrega de Jumanji, llegando a viejas entregas como Harry Potter y la piedra filosofal o El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo. Esto, a gran escala, le permitió a los millones y millones de usuarios de Facebook tener gran facilidad y accesibilidad para compartir sus películas favoritas.

Casi 3 mil personas viendo la película de Marvel. 

Esto, claro está, infringe la ley y si bien las autoridades de Facebook realizaron grandes esfuerzos por mantener mayor orden en las publicaciones de los usuarios, cada vez son más los casos de usuarios particulares –falsos o no- y grupos que comparten películas y/o grandes estrenos o series que todavía, algunos, no llegaron a las tiendas, pero que ya fueron retirados de las carteleras.

¿Cómo controla Facebook la transmisión de una película?

El año pasado, un joven fue arrestado por haber difundido la película de Deadpool poco después de su estreno a través de su cuenta de Facebook. En aquella oportunidad, más de 5 millones de usuarios vieron la transmisión de forma ilegal la película producida por Marvel y protagonizada por Ryan Reynolds. Una vez finalizado el vivo, el film quedó publicado y al alcance de todos.

Ante la denuncia de la productora adquirida por Disney, el FBI detuvo al joven de 21 años, acusado de violación del derecho de la propiedad intelectual y fue condenado a tres años de prisión por haber infringido los derechos de autor. Es lógico que la red social no tenga el poder de controlar el a todos sus usuarios. Sin ir más lejos, tiene más de 1,94 mil millones.

El joven fue condenado a 3 años de prisión. 

Pese a esto, la plataforma invirtió muchos esfuerzos en detectar contenidos violentos, denigrantes, pornográficos, ilegales, etc. Si bien la libertad de expresión es algo por lo que siempre se ha peleado, algunos de sus usuarios caminan por el borde de la cornisa.

La discusión de cómo controlar el contenido en las redes y en la web persiste con el paso del tiempo. Se aplican nuevas estrategias o se cambian las políticas y las normas de privacidad, pero existe el “vacío legal” que brinda el espacio justo para esquivar las cláusulas.

Donde la pornografía vive

Según informa Facebook en su configuración, “se restringen imágenes de senos femeninos si se muestra el pezón, excepto que se trate de fotos de mujeres amamantando o que muestren los pechos con cicatrices por una mastectomía o sea una obra artística”.

Sin embargo, en la Fanpage “Golden Beryl” los senos femeninos se muestran sin problemas y no tienen nada que ver con el arte. También sucede los mismo en “Hot Girl USA”, especialistas en transmisiones de mujeres sin ropa: con su streaming en vivo, reunen a miles de espectadores delante de las mismísimas narices de Facebook.

Las mujeres que realizan estos videos, en su mayoría, son asiáticas.

Las restricciones sobre la exhibición de desnudos y actividades sexuales también se aplican al contenido audiovisual, pero esta tarea resulta compleja cuando se trata de “Streaming”: las transmisiones en vivo son más complejas de controlar. 

Sin costo y casi sin ningún tipo de filtro se puede ver a mujeres de todo el mundo contorneándose ante la cámara y jugando el erótico juego de la exhibición. Cuando acumulan gran cantidad de público se quitan alguna prenda, pero el juego es lento si no hay seguidores. 

Los horarios de las transmisiones varían y no tienen días fijos.

La clave del tiempo invertido por estas “stripers online” es cautivar público y acumular “Me gustas” y reacciones. Para eso utilizan todo tipo de estrategia y gestos sugestivos. 

Existen varias Fanpage con contenido sexual y otras que suman videos explícitos donde se observan escenas completas encuentros sexuales.

También hay un canal con videos explícitos.

“A menos que dicho contenido se publique con fines educativos, humorísticos o satíricos, se prohiben las imágenes explícitas de relaciones sexuales. También eliminamos descripciones de actos sexuales que sean demasiado gráficos”, suma Facebook en otro apartado que quedó a destiempos con Facebook Live.

La red social está habilitada para mayores de 18 años, pero los menores arman perfiles con datos falsos y tienen acceso a los distintos canales y contenidos.

Todo un submundo que se mueve, crece y desarrolla por debajo de las fotos de nuestros conocidos, las pancartas políticas y los estados que nuestros “amigos” comparten a diario.u

  • Streaming