Multan a Apple y Samsung con 10 y 5 millones de euros por ralentizar sus dispositivos a propósito

Meses atrás, Apple y Samsung, los dos gigantes tecnológicos a nivel mundial, habían sido acusados de reducir deliberadamente la velocidad de sus dispositivos a partir de diferentes actualizaciones de software. En el caso de la compañía de la manzanita, los modelos afectados son el iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6S y iPhone 6S Plus,…

Multan a Apple y Samsung con 10 y 5 millones de euros por ralentizar sus dispositivos a propósito

Meses atrás, Apple y Samsung, los dos gigantes tecnológicos a nivel mundial, habían sido acusados de reducir deliberadamente la velocidad de sus dispositivos a partir de diferentes actualizaciones de software.

En el caso de la compañía de la manzanita, los modelos afectados son el iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6S y iPhone 6S Plus, mientras que en el caso de la empresa surcoreana el todas las miradas recaen en el Samsung Galaxy Note 4 y su polémica actualización a Marshmallow.

Lo cierto es que Italia se convirtió en el primer país en sancionar a ambas por violar los artículos 20, 21, 22 y 24 del Código de los Consumidores “al proponer insistentemente la descarga de actualizaciones de software que sus aparatos no podían soportar correctamente, sin informarles adecuadamente ni proporcionarles una forma efectiva de recuperar la plena funcionalidad de sus aparatos”, señalaron.

Los modelos afectados son el iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6S y iPhone 6S Plus.

De esta manera, el regulador antimonopolio del país europeo anunció este miércoles una multa de diez millones de euros (420 millones de pesos) a Apple y de cinco millones (210 millones de pesos) a Samsung por hacer más lentos sus dispositivos con el único fin de “obligar” a los usuarios a comprar sus nuevas entregas una y otra vez, año tras año.

En detalle, el organismo sostuvo que “las compañías del Grupo Apple y el Grupo Samsung han llevado a cabo prácticas comerciales deshonestas. Las actualizaciones de software en los teléfonos de Apple y Samsung causaron fallas graves y redujeron significativamente los beneficios para el usuario, lo que aceleró la sustitución”, señaló el regulador italiano.

La razón por la cual la sanción de Apple es más dura que la de Samsung se debe a que la manzanita no informó correctamente a los usuarios de las características de sus baterías de litio, en particular de su tiempo medio de vida y de cómo hay que mantenerlas. A su vez, alentó a los dueños del iPhone 6 a instalar un sistema operativo pensado para el iPhone 7.

En esa línea, Samsung hizo lo propio y les pidió a los propietarios de su modelo Note 4 a instalar una nueva versión de Android (el sistema operativo de Google) que estaba pensada para un modelo más reciente, el Note 7. En ambos casos, los dispositivos no aguantaron las actualizaciones y sufrieron un gran deterioro en su rendimiento.

La agencia italiana abrió la investigación en enero último, luego de las quejas de los consumidores. En aquella oportunidad, ambas compañía negaron las acusaciones. Además de la sanción de 10 y 5 millones de euros, ambas compañías están obligadas en Italia a publicar una declaración en sus webs informando de la decisión del organismo antimonopolio.

El modelo afectado de Samsung es el Note 4. 

La decisión es una de las primeras en el mundo por la llamada “obsolescencia programada”, la práctica de limitar deliberadamente la vida útil de un aparato para incitar a comprar una versión más reciente del mismo. En Francia, la fiscalía de París también abrió una investigación contra Apple en enero por sospechas de obsolescencia programada por razones similares.

  • Apple
  • Samsung
  • Sanción
  • Italia
  • iPhone 6
  • Note 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *