Los videojuegos no generan violencia, según la Universidad de Oxford

Con la última publicación de la prestigiosa Universidad de Oxford, se derriba un mito histórico sobre el comportamiento de los jóvenes y los videojuegos. El instituto británico aseguro no haber encontrado relación entre el tiempo pasado jugando a juegos violentos y el aumento del comportamiento agresivo entre los adolescentes.El informe académico, que fue publicado en…

Con la última publicación de la prestigiosa Universidad de Oxford, se derriba un mito histórico sobre el comportamiento de los jóvenes y los videojuegos. El instituto británico aseguro no haber encontrado relación entre el tiempo pasado jugando a juegos violentos y el aumento del comportamiento agresivo entre los adolescentes.

El informe académico, que fue publicado en el Royal Societey Open Science, fue catalogado por la propia universidad como el estudio “más definitivo hasta la fecha” en la materia.

El informe determinó que no existe un vínculo entre comportamientos agresivos y los videojuegos de corte violento. (AP / Archivo)

Cómo se realizó

La muestra consistía en 1000 jóvenes británicos (500 hombres y 500 mujeres) de entre 14 y 15 años de edad que cotidianamente juegan videojuegos en Inglaterra, Escocia y Gales; todos ellos entrevistados en persona para conocer sus hábitos y costumbres.

Una vez analizados los resultados y clasificados acorde a los diferentes títulos publicados en el mercado se pasó a investigar si había conductas violentas, según informó Clarín

El instituto determinó que no existe un vínculo entre comportamientos agresivos y los videojuegos de corte violento.

El informe determinó que no existe un vínculo entre comportamientos agresivos y los videojuegos de corte violento. (DPA / Archivo)

Otros estudios

‘Por un lado, el informe de la Universidad de Oxford contradice a otros prestigiosos estudios, realizados por diversos organismos, en los que se aseguraba que los videojuegos de acción y violencia explícita sí tienen relación en las edades más tempranas. 

Incluso que existe un componente de agresividad creciente a mayor tiempo dedicado, en especial a títulos donde haya violencia explícita, como por ejemplo Call of Duty, la saga Fallout o incluso Fortnite, por sobre los beneficios que pueden traer a nivel social y cognitivo. 

“Nuestras investigaciones sugieren que los partidismos de los investigaciones pueden haber influenciado estudios previos sobre esta materia. Y haber distorsionado nuestra comprensión sobre los efectos de los videojuegos”, aseguró el Dr. Netta Weinstein, de la Universidad de Cardiff, co-autor del estudio.

Por otro lado, el profesor en psicología Andrew Przybylski resaltó que los videojuegos en algunos casos sí podían provocar arrebatos de ira y rabia mientras los jóvenes jugaban partidas online.

“Vimos algunas cosas, como que hablarán mal, una competitividad extrema o algún “troleo” (la acción y al efecto de intervenir en un foro con el objetivo de generar polémica) en los grupos de jugadores que podríamos calificar como comportamiento antisocial”, explica.