El fiscal pidió 28 años de prisión para el anestesista Billiris por abusar e intentar asesinar a una joven

El fiscal Marcelo Colombo pidió esta tarde en un juicio oral que se condene a 28 años de prisión al anestesista Gerardo Billiris por suministro de estupefacientes, abuso sexual agravado y tentativa de femicidio en perjuicio de María Eugenia Belén Torres (24), a quien desfiguró a golpes en 2017 en su departamento del barrio porteño…

El fiscal pidió 28 años de prisión para el anestesista Billiris por abusar e intentar asesinar a una joven

El fiscal Marcelo Colombo pidió esta tarde en un juicio oral que se condene a 28 años de prisión al anestesista Gerardo Billiris por suministro de estupefacientes, abuso sexual agravado y tentativa de femicidio en perjuicio de María Eugenia Belén Torres (24), a quien desfiguró a golpes en 2017 en su departamento del barrio porteño de Palermo.

María Eugenia Belén Torres.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El juicio comenzó el 8 de noviembre pasado y los alegatos arrancaron el jueves 21 de febrero y la querella había pedido 50 años de prisión. A Billiris se le imputan dos delitos, en dos casos distintos. Uno ocurrido en el 2012, en su departamento de Beruti al 4500, y la víctima fue una joven modelo. En este caso lo acusan de haber abusado y drogado de la mujer junto al relacionista público, Juan Martín Mercado, quien también está sentado en el banquillo de los acusados.

El segundo, que fue por el que se hizo público el caso, es el de María Eugenia Belén Torres (24), a quien prácticamente desfiguró a golpes en 2017 y también en su departamento de Palermo. Por este hecho, lo acusan de intento de homicidio. Y en ambos casos está acusado de “suministro agravado por la condición de médico, tenencia y facilitación del lugar para consumo de estupefaciente”.

El acusado trabajó como anestesista muchos años y reconoce que sufre de una adicción a las drogas. Ante los jueces contó que tiene una hija de siete años, que estuvo internado en la clínica Abril un año para tratar su adicción; que tiene dos hermanos mellizos, que su mamá es peluquera y que su papá murió de cáncer y fue policía.

En el comienzo del juicio se negó a declarar y, si bien se especuló con que lo haría en el transcurso del juicio, finalmente no lo hizo. “En el transcurso de estos dos años vimos un fuerte deterioro. También notamos que viene muy medicado del penal, en algunos casos de manera excesiva. No está anímica ni cognitivamente para declarar”, explicó a Clarín el abogado de Billiris, Marcelo Chumbita. Sí es posible que haga uso de las últimas palabras antes de la lectura de la sentencia, anticipó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *