Passenger: un cuento de hadas en la era del streaming

La historia es tan simple e ideal que se cuenta sola. Un buscavida inglés con su guitarra a cuestas y un puñado de canciones bien redondas recorre su país en temporada estival. Le va bien y persiguiendo el sol compra un pasaje a Australia. Allí le va mejor aún. Se integra a la escena local,…

Passenger: un cuento de hadas en la era del streaming

La historia es tan simple e ideal que se cuenta sola. Un buscavida inglés con su guitarra a cuestas y un puñado de canciones bien redondas recorre su país en temporada estival. Le va bien y persiguiendo el sol compra un pasaje a Australia. Allí le va mejor aún. Se integra a la escena local, sube temas a redes sociales y… ¡voilá! La pega con todas las letras. O mejor dicho, con una canción: Let Her Go, una perfecta balada de (des)amor que lo encumbró en los rankings convirtiéndolo en una celebridad inmediata. Todo muy 2012.

Passenger es el nombre artístico de Michael Rosenberg (Sussex, 1984), el actor de la escena descripta. Este cantautor folk de barba tupida es el artista 320 entre los más escuchados en Spotify y recientemente debutó en nuestro país como telonero de su gran amigo Ed Sheeran, show que sirvió de antesala al encuentro cercano que tendrá con sus fans en el teatro Vorterix el 7 de marzo, con entradas por sistema AllAccess.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Fan de Stranger Things y de las power ballads de los ochenta, Passenger aún se sorprende por el éxito de Let Her Go, “Jamás pensé en escribir una canción que tenga 2.3 billones de vistas en YouTube. Es casi imposible repetir la hazaña. Siento que me gané una suerte de “lotería de compositores”; mucha gente escribe canciones magníficas pero pocos tienen la oportunidad de exponerlas. Soy muy agradecido. De todos modos lo más importante para mí es seguir escribiendo música que amo y me da orgullo, hayan 100 o 100 millones de personas interesadas en ella”, dice sentidamente.

-¿Qué tal es girar con tu amigo Ed teniendo en cuenta que comenzaron juntos y hoy son músicos populares en todo el mundo?

-Es increíble. Conocí a Ed a los 16 años en un muy pequeño concierto en Inglaterra para 30 personas. Verlo convertirse en uno de los artistas más importantes del mundo ha sido muy divertido. Siempre tuvo esta actitud de “venite a tocar acá o allá”, o “vámonos de gira”; me metí en este mundo por él y es fantástico. Ed sigue siendo el mismo tipo de persona: muy humilde, muy dulce, alguien que piensa siempre en los demás, muy trabajador y obviamente súper talentoso.

-¿Qué extrañás de tus tiempos de músico callejero?

-La libertad, el que todo sea espontáneo. Ir de ciudad en ciudad por un par de días, sin reglas ni planes, cualquier cosa que pasara era bienvenida. Fui tan afortunado por aquella experiencia como por estar donde estoy hoy.

-¿Por qué creés que los cantautores nunca pasan de moda?

-Recuerdo cuando hace unos años Ed y Mumford & Sons comenzaban con sus guitarras acústicas y se hicieron muy populares. Creo que ahora no es tan así, el R&B y el hip hop están a full y es más complicado ser un músico folky, pero estoy de acuerdo con vos: siempre hay un mercado para gente que simplemente ama las canciones. Música auténtica, honorable y vulnerable.

-¿Creés que debés tu éxito a las redes y los medios de streaming?

-Sí. Soy un artista independiente, así que este tipo de herramientas son muy importantes. Pero hay que tener cuidado de no excederse con esto, no estar tan pendiente, primero debes asegurarte de vivir una vida real y luego estas cosas funcionarán bien.

-¿Qué te inspira aparte de la música?

-Diría que los viajes. Cuanto más viajo, más gente conozco, más lugares visito y es una inspiración constante, simplemente te hace pensar diferente. Es fundamental para mantener las cosas frescas, interesantes y poder seguir escribiendo buenas canciones. Conocer Sudamérica es alucinante, estoy maravillado. Es un sueño cumplido.

JB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *