A los 16 años, la muerte lo encontró cuando había ido a robar

Por ahora, la hipótesis judicial en la investigación que lidera el fiscal Iván Rodríguez no plantea mayores dudas, aunque aún se aguardan los resultados de los peritajes oficiales que pueden corroborar todo lo actuado hasta ahora… o cambiarlo.Para la Justicia y la Policía, la muerte de Luis Albornoz, un adolescente de 16 años, se enmarca…

A los 16 años, la muerte lo encontró cuando había ido a robar

Por ahora, la hipótesis judicial en la investigación que lidera el fiscal Iván Rodríguez no plantea mayores dudas, aunque aún se aguardan los resultados de los peritajes oficiales que pueden corroborar todo lo actuado hasta ahora… o cambiarlo.

Para la Justicia y la Policía, la muerte de Luis Albornoz, un adolescente de 16 años, se enmarca en un episodio de inseguridad en el que el adolescente primero intentó robar y luego terminó junto con su cómplice por tirotearse con un policía de civil que los sorprendió.

El agente está en libertad, ya que se sostiene que actuó en legítima defensa.

En tanto, el sindicado de haber acompañado a Albornoz a concretar ese asalto fallido que terminó en muerte quedó internado con custodia policial e imputado. Se trata de Franco Velázquez (24), un joven sobre el que ya pesaba otro pedido de captura anterior por varios robos calificados ocurridos en la misma zona de la ciudad de Córdoba en la que se desarrolló este último asalto.

Albornoz y Velázquez son de barrio Marqués Anexo.

Según informaron fuentes policiales, judiciales y vecinales, todo sucedió el viernes a la noche, cerca de las 23, cuando una mujer de 58 años llegó en auto a su casa de calle Ángel Gallardo al 1700, en barrio Granadero Pringles.

Cuando abrió el portón para ingresar, también pretendieron entrar Albornoz y Velázquez, siempre según lo que consta hasta ahora en la causa. Fue entonces cuando apareció en escena un agente policial (su identidad no fue suministrada), quien no vive allí y tampoco es familiar directo de la mujer, sino que estaba de visita.

El tiroteo fue el paso siguiente, hasta que Albornoz cayó muerto y su cómplice huyó.

“El otro sujeto se retira, aparentemente herido, y a los 15 o 20 minutos ingresó al Hospital de Urgencias un hombre con cinco heridas de arma de fuego, y que coincide con las características del asaltante”, indicó el jefe de Homicidios, Fernando Jones.

El policía fue imputado de homicidio agravado en legítima defensa de un tercero. “Tanto en el vehículo como en la vivienda quedaron marcas de los impactos de bala”, agregó Jones, y dijo que en el lugar se secuestró una pistola sin numeración visible.

Al conocerse la muerte de Albornoz, familiares y allegados a él cortaron el cruce de Cornelio Saavedra y las vías, momento en el que hubo desmanes que obligaron a la intervención policial, y se produjeron incidentes frente a la comisaría de Marqués de Sobremonte.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 3/03/2019 en nuestra edición impresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *