Trabajadores de apps de delivery protestaron contra la precarización laboral

Se movilizaron para reclamar por mejores condiciones laborales Un grupo de trabajadores de aplicaciones de delivery protestaron este viernes en el centro de la Ciudad para denunciar la precarización laboral que sufren y reclamar que su trabajo cuente con un salario fijo, ART, obra social y aportes, entre otras condiciones. La convocatoria arrancó a las…

Trabajadores de apps de delivery protestaron contra la precarización laboral

Se movilizaron para reclamar por mejores condiciones laborales

Un grupo de trabajadores de aplicaciones de delivery protestaron este viernes en el centro de la Ciudad para denunciar la precarización laboral que sufren y reclamar que su trabajo cuente con un salario fijo, ART, obra social y aportes, entre otras condiciones.

La convocatoria arrancó a las 18 desde Colón y General Paz. Algunos con sus bicicletas al lado y otros caminando hicieron escuchar sus reclamos.

“Somos más de 2.000 jóvenes que trabajamos en empresas como PedidosYa, Rappi, Glovo y Uber Eats en Córdoba. Con la crisis económica y el aumento de la desocupación, nos vemos obligados a trabajar en condiciones deplorables para mantener a nuestras familias, pagar el alquiler o afrontar los gastos de estudio. Algunos hemos trabajado toda nuestra vida en negro por dos monedas. Muchos somos inmigrantes, y no conseguimos otro trabajo”, manifestaron desde el colectivo “Rappis y furioses”.

Con el pretexto de caratularlos como “colaboradores”, las empresas que los contratan no les ofrecen sueldo fijo, aportes jubilatorios, obra social, ART ni vacaciones pagas. La firma PedidosYa es la única empresa que tiene a sus trabajadores en relación de dependencia.

 “Pagamos la mochila y el uniforme y si sufrimos un accidente o un robo nos tenemos que pagar la atención médica, las empresas no se hacen cargo de nada. Lo que ganamos por cada entrega es una miseria y lo pagan con retraso, por lo cual tenemos que pedalear ocho horas por día para llegar a fin de mes. Muchos terminamos dejando nuestros estudios”, afirmaron.

En tanto, aseguraron que existe una complicidad entre las empresas de plataformas y los Estados provinciales y nacionales. “Se aprovechan de nuestra desesperación para decir que hay empresas extranjeras que invierten en el país”, declararon.

02 Marzo 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *