Con la inflación recalentada, el Gobierno buscará sacar más pesos de la calle

El Banco Central profundizará en las próximas semanas su política de contracción monetaria y sacará más pesos que los previstos de la calle para poder tirarle un ancla a la inflación, que en febrero fue más alta que la de enero.No es una estimación privada, es una certeza oficial: el presidente del Banco Central, Guido…

Con la inflación recalentada, el Gobierno buscará sacar más pesos de la calle

El Banco Central profundizará en las próximas semanas su política de contracción monetaria y sacará más pesos que los previstos de la calle para poder tirarle un ancla a la inflación, que en febrero fue más alta que la de enero.

No es una estimación privada, es una certeza oficial: el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, reconoció en las últimas horas que “la inflación de enero, 2,9 por ciento mensual, fue muy elevada, y lo más probable es que el dato de febrero también lo sea”.

Según pudo saber La Voz, las consultoras y los bancos que fueron encuestados miércoles, jueves y viernes por la autoridad monetaria para el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) reportaron subas de entre tres y cuatro por ciento para febrero.

El economista Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos, dijo que en su consultora prevén que la inflación de febrero rondó el tres por ciento. Y si bien en marzo bajará, no lo hará tan notoriamente, dado que en este mes hay aumentos de transporte, de telefonía y de educación, entre otros rubros.

“El número que manejamos para febrero está cerca del cuatro por ciento”, anticipó la directora de la consultora Eco Go, Marina Dal Poggetto. Si bien no arriesgó un número, el economista Miguel Kiguel agregó que “la inflación de febrero va a ser más alta que la de enero”, cuando se había ubicado en el 2,9 mensual y el 49,3 anual.

Esto, como viene ocurriendo ya desde hace dos meses, volverá a recalentar las expectativas de suba de precios para los próximos 12 meses. El indicador promedio estimado superará el 30 por ciento.

Es ni más ni menos que un agravante para el bolsillo de los consumidores. La pérdida del poder adquisitivo de los salarios fue del 12,2 por ciento a lo largo de 2018, según confirmó el Indec, y del 15,2 para los sectores más humildes, de acuerdo con lo que aumentó la canasta básica.

Así, la caída del salario real no encontró todavía un piso, dado que inflación de enero y de febrero fue más alta que lo que se esperaba, teniendo en cuenta que esos dos meses son estacionalmente malos para los salarios porque no gatillan cuotas de paritarias.

Y, mientras tanto, las ruedas de la recesión están llevando barranca abajo a la actividad: hay riesgo de que a la baja del siete por ciento mensual de diciembre se le sume un dato similar el 28 de este mes, cuando el Indec revele el Estimador mensual de actividad de enero.

Más desolador será el escenario para la economía real si el dólar no acompaña el ajuste del dos por ciento mensual que determinaron el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional al rediagramar la política monetaria en diciembre.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Central avisó al mercado que “la inflación continúa siendo alta” y dijo que, por ello, consideraba necesario intensificar el sesgo contractivo de su esquema monetario, es decir, sacar más pesos de la calle.

Con la profundización de la misma estrategia que se viene aplicando desde el 1º de octubre de 2018, la entidad que conduce Sandleris apuntará a moderar el impacto de la dinámica inflacionaria de corto plazo sobre las expectativas de inflación.

El Copom decidió inyectar menos pesos para no incrementar la base monetaria y, por ello, a partir de este mes, el Central se autolimitará a comprar hasta 50 millones de dólares en el mercado, es decir, 25 millones de dólares menos que hasta febrero.

A más inflación, más tasa

El Banco Central anunció el viernes que sobrecumplió nuevamente en febrero la meta de base monetaria (BM), por lo que ya sacó en el segundo mes del año más pesos de los que había anunciado inicialmente. En efecto, el promedio de BM fue 1.343 mil millones de pesos, lo que implica un sobrecumplimiento de 41 mil millones (tres por ciento) respecto de la meta de 1.384 mil millones.

El sobrecumplimiento de la meta de base monetaria se dio paralelamente a un aumento de la tasa de interés de referencia, que escaló 6,3 puntos porcentuales desde el mínimo registrado el 14 de febrero, para cerrar en 50,219 el viernes último.

Esta suba de tasas y menos stock de pesos en las calles para el consumo le aplicarán una mayor presión a la actividad económica, por lo que la recesión podría durar más allá de abril, mes al que apuesta el Gobierno para que comience el esperado rebote.

Plan de emergencia

Calificadas fuentes del Gobierno nacional desestiman que el rebote vaya a ocurrir y destacan que se ha puesto en marcha un plan para ayudar a las pequeñas y las medianas empresas. La iniciativa estatal consiste en un paquete de financiamiento por 100 mil millones de pesos, con una tasa máxima del 29 por ciento anual, que está muy por debajo de las de mercado.

La inflación de febrero, cerca del 4% en Córdoba

El dato de la inflación de febrero se conocerá el 14 de marzo. Sin embargo, las primeras estimaciones de la Dirección de Estadística y Censos provincial indican que estará muy cerca del 4%. El dato se desprende de la recaudación que dio a conocer Finanzas el viernes. La interanual, más del 51%.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 4/03/2019 en nuestra edición impresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *