Jairo estrena programa de radio

Han Solo, Arturito, Chewbacca, Darth Vader, Luke Skywalker: la casa de Jairo en Vicente López está repleta de muñequitos de los personajes de Star Wars. Es, por qué no, un pequeño museo de la saga creada por George Lucas.“Soy un fanático de esas películas”, le confiesa el cantante, de 69 años, a Clarín. “La primera,…

Jairo estrena programa de radio

Han Solo, Arturito, Chewbacca, Darth Vader, Luke Skywalker: la casa de Jairo en Vicente López está repleta de muñequitos de los personajes de Star Wars. Es, por qué no, un pequeño museo de la saga creada por George Lucas.

“Soy un fanático de esas películas”, le confiesa el cantante, de 69 años, a Clarín. “La primera, la que se estrenó en 1977, la vi 24 veces. Y 11 de esas veces fueron seguidas: pasaba a buscar a mis hijos por el colegio y nos íbamos al cine”.

(Fotos: Juan Manuel Foglia).

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

A punto de cumplir 50 años de carrera (en 2020), y más allá de su devoción por las batallas intergalácticas, Jairo está por estrenar un programa de radio: será este miércoles, de 21 a 22, por Nacional Folklórica (FM 98.7).

“Me gustaría dedicarle el primer programa a Jaime Torres”, explica el artista, que nació en Cruz del Eje, al noroeste de Córdoba, y que dio sus primeros pasos como intérprete a fines de los ’60, en un programa de televisión que se llamaba Escala Musical y se emitía por Canal 13.

“Cuando yo vivía en Francia, Jaime me insistió mucho para que viniera a vivir a la Argentina. Siempre me decía: ‘Vas a ver cómo te van a querer allá…’. Me gustaría contar su historia, cómo descubrió el charango, quién era Mauro Núñez, su maestro… A Jaime le gustaba mucho jugar al fútbol. Jugó hasta los 60 y pico… Yo jugué con él. Nosotros dos, que éramos muy bosteros, íbamos a jugar juntos a la cancha auxiliar de River… Jugábamos con músicos, con actores…”.

Jairo, en su estudio. (Juan Manuel Foglia).

Jaime, se sabe, era muy amigo del “Pato” Pastoriza y también solía ir a los entrenamientos de Independiente. “Sí, conocía a mucha gente del fútbol”, sigue Jairo. “¿De qué jugaba? De tres. Aunque también le gustaba irse para adelante. Al final ya estaba grande y le costaba correr. ¿Sabés quién la rompía en aquellos partidos? El actor Oscar Casco. Un fenómeno”.

-¿Y vos cómo jugabas?

-Yo era un 8 con técnica, tenía precisión, me gustaba meter pases largos… Jugaba bastante bien.

-Un 8 como Ardiles, como Jota Jota López….

-Sí, podría haber jugado en Primera. Mi viejo siempre decía que yo podría haber sido pintor, jugador de fútbol o cantante. 

-Pintor de cuadros…

-Si. ¿Ves estos cuadros? Los pinté yo… La otra noche me puse a pintar con música de fondo… ¡Y me di cuenta de que, mientras pintaba, bailaba! Me gusta mucho pintar. Mi preferido es Monet… Tuve muchos amigos ilustradores, Fontanarrosa, Caloi…

Jairo, con Cacho Fontana, prócer de la radio.

Jairo en la Folklórica -así se llama el programa- tendrá su repetición los sábados, de 18 a 19, por AM 870. En la grabación del ciclo lo ayuda uno de sus hijos, Yako. Será su segunda incursión en esta emisora. ¿Qué lo motiva a hacer un programa de estas características?

“Me gusta hablar de los artistas, lo disfruto. Y a muchos los he conocido. También podría hacer otro programa sobre surrealismo a partir de los poemas de Horacio Ferrer”, plantea.

Alguna vez, Mercedes Sosa dijo que Jairo era “la mejor voz de la Argentina”. Leonardo Favio, a su vez, señaló que su canto se parecía al de los pájaros. A Jairo los elogios lo enorgullecen, claro. Pero también está al tanto de las cuestiones mundanas: ““¡Me llegó una boleta de Aysa de más de 100.000 pesos!”, se queja, con énfasis pero sin perder los buenos modales. “¡No puede ser! Ya fui a hacer el reclamo”.

Mayo de 1979: Jairo, en el programa de Mirtha Legrand, con Claudio Levrino, Thelma Biral, Astor Piazzolla, Diego Maradona y Graciela Alfano.

En la casa de Jairo hay un cuadro de Jaques Brel: “Mi Gardel personal”. Y libros de James Joyce, Octavio Paz, André Malraux… Y fotos del mismo Jairo junto a Astor Piazolla, Atahualpa Yupanqui, María Elena Walsh, Charles Aznavour... Si pudiera elegir con quién mantener una charla en su programa, no duda: se queda con Yupanqui.

“Tenía una gran sabiduría. Era muy gracioso. Y tenía miles de anécdotas, como cuando bailó con Ingrid Bergman. Yupanqui se exilió en los años ’50… Fue la prohibición más cruel de la historia argentina. Como era comunista, estaba prohibido mencionarlo”.

Al mismo tiempo, de sus amigos vivos, a Jairo le gustaría invitar a su ciclo a Luis Landriscina. “Es un capo. También podría venir José Luis Serrano, el que hace el personaje de Doña Jovita”, dice el conductor.

Jairo en un recital en Córdoba, dos décadas atrás.

El repertorio de Jairo incluye folclore, tango, pop, rock, chansón. En su programa, revela, va a pasar “todo tipo de música, la tengo en vinilos, en CDs… Y si la situación lo pide, también puedo cantar”.

En 1970, de la mano de Luis Aguilé, Jairo se instaló en España y cambió su nombre artístico: ahí dejó de ser “Marito”.

Tuvo mucho éxito, grabó cinco discos y recibió la propuesta de presentarse junto a Susana Rinaldi en el Teatro Olympia de París, en Francia. “Piazzolla siempre decía que éramos exiliados artísticos”, comenta.

En España, Jairo había conocido a su mujer, Teresa Sainz de Los Terreros, una joven de alta alcurnia que quedó fascinada con su voz y su sonrisa. “Nos casamos en 1972”, puntualiza el cantante.

La pareja tuvo cuatro hijos: Iván, Mario, Lucía y Yako. Salvo Yako, los demás están radicados en Europa. “Pero como la madre está enferma (sufre de EPOC), la vienen a visitar seguido”.

A fines del ’83, Jairo participó en el multitudinario cierre de campaña de Raúl Alfonsín en la 9 de Julio, donde cantó Venceremos. Y se instaló definitivamente en el país en 1994. Sufrió una pancreatitis. Lo atrapó el corralito.

-Cuando vivías en España o Francia, ¿escuchabas algún programa de radio?

-No, escuchaba discos. Es más, todavía tengo el mismo equipo de sonido que compré en Francia a fines de los ’70. Es un Pioneer que logré ir restaurando… No sabés cómo suena. Te arranca la cabeza.

Se levanta del sillón, abre la puertita de un mueble, y lo muestra: más que un equipo de música parece una nave espacial, como las de Star Wars.

Mirá también

Donde sí escuchaba la radio era en Cruz del Eje: “Cuando hacía mucho calor, dormíamos en el patio. Mi papá escuchaba la radio antes de dormirse… Sonaban Los Chalchaleros… Yo tendría unos ocho años”, evoca Jairo. Y sigue: “También escuchábamos a Pepe Iglesias, El Zorro. Con mi hermano Julio repetíamos sus frases… Julio, que murió de cáncer a los 30 años, era un gran imitador. También le gustaba imitar a Felipe, el personaje de Luis Sandrini. Nosotros éramos cuatro hermanos. Y Julio fue el más genial. Un héroe… Hacía todo bien. Una vez armó una moto él solo…”.

-¿Y tus otros dos hermanos?

-Mi hermana falleció a los 55 años, de un ACV. Mi hermano menor, Jorge, es jubilado. Y canta increíblemente bien, como los dioses… Vive en Cruz del Eje.

Jairo y Alfonsín.

-¿De dónde viene esa facilidad de los González para el canto?

-Mi madre, Esther Pierotti, era italiana, tal vez venga por ahí… Cuando cocinaba, cantaba…

-¿Cantaba ópera?

-No, las canciones de Palito Ortega. ¡Y lo hacía muy bien!

Mirá también

-¿Y tu papá?

-Mi papá era de La Rioja. Tocaba cuatro o cinco tonos con la guitarra… Vivíamos en un barrio obrero. Mi padre y mis tíos eran empleados del ferrocarril: trabajaban en el depósito de locomotoras.

-¿Vas seguido a Cruz del Eje?

-No todo lo que quisiera. Tengo unos amigos de fierro. Una vez fueron a verme a un concierto que di en Costa Rica… ¡Increíble!

-Cantaste el “Ave María”, el “Himno Nacional”, la “Milonga del Trovador” compuesta por Piazzolla y Ferrer, algunos poemas de Borges… ¿Cuál es la canción que más te gusta interpretar?

-Son muchas… Eso sí, ahora, cuando canto, estoy en otro planeta. No me importa lo que pasa alrededor… Empiezo a cantar y golpeo una banqueta… Antes no me pasaba. Estaba más concentrado en lo que cantaba… Ahora, en cambio, se me aparece una imagen y me dejo llevar.

Libro autobiográfico, Congreso de la lengua y más

El 27 de marzo, Jairo se va a presentar en el Congreso de la lengua, en Córdoba. Y el 13 de abril dará un concierto en el Auditorio de Belgrano. El año que viene, y como parte de los festejos por sus 50 años de carrera, “habrá disco nuevo de canciones inéditas: las escribimos con Daniel Salzano (falleció en 2014). Habrá un libro autobiográfico. Y un documental: el director va a ser Lucho Leyrado, el hijo de Juan, y va a trabajar con mi hijo Iván”.

Jairo, figura de la radio. (Juan Manuel Foglia).

La programación de Nacional Folklórica

Además de Jairo, en Nacional Folklórica se destaca la continuidad de Héctor Larrea (lunes a viernes, de 14 a 17), la presencia de Esteban Morgado (sábados, de 18 a 19), Sandra Mihanovich (sábados, de 19 a 21), Vitillo Ábalos (jueves, de 20 a 21) y Facundo Ramírez (con Yamila Cafrune, jueves, de 21 a 22).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *