Detectar una nueva falla cada día: el método del primer “hacker legal” en ganar un millón de dólares

Trata de no trabajar sábados y domingos. Pero eventualmente lo hace, cuando entre el lunes y el viernes no llega a completar su objetivo semanal: sumar 8.000 dólares a su cuenta bancaria. “Esa es más o menos la planificación que me hago por semana: me propongo descubrir al menos una falla por día, aunque en total…

Detectar una nueva falla cada día: el método del primer “hacker legal” en ganar un millón de dólares

Trata de no trabajar sábados y domingos. Pero eventualmente lo hace, cuando entre el lunes y el viernes no llega a completar su objetivo semanal: sumar 8.000 dólares a su cuenta bancaria. “Esa es más o menos la planificación que me hago por semana: me propongo descubrir al menos una falla por día, aunque en total suelo encontrar ocho por semana, y recibir unos 1.000 dólares por cada una”, cuenta Santiago López.

Su nombre se viralizó en las últimas horas: es argentino, tiene 19 años, y es el primer hacker legal en acumular un millón de dólares por detectar “bugs” -errores- en los códigos informáticos de distintas empresas a través de una plataforma llamada HackerOne. “Fue un shock cuando me enteré: no pensé que iba a ser tan exitoso como hacker”, le dice Santiago a Clarín.

Santiago López tiene 19 años y es el primer hacker legal en ganar un millón de dólares. (Maxi Failla)

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Cuatro años atrás, cuando era un alumno de escuela secundaria, López no sólo no sabía que sería un hacker exitoso: tampoco sabía que ese sería su trabajo. “Me gustaba la programación, hacía sitios web y videojuegos. Pero vi la película ‘Hackers’ -es de 1995- y esas pantallas negras con letras verdes me llamaron la atención y quise saber más“, dice. Miró tutoriales, leyó blogs, pasó noches sin dormir: “Enseguida pensé que si hackeás de manera ilegal, corrés un riesgo muy alto y podés terminar en la cárcel. Y encontré una plataforma en la que hackear de manera legal podía hacerme ganar plata, que era uno de mis objetivos”, cuenta.

Desde que se suscribió a HackerOne hasta que descubrió su primer “bug” pasaron seis meses: “Me dio mucho trabajo. Tuve que estudiar mucho en ese momento para encontrar la falla, y me pagaron nada más que 50 dólares. Fue muy emocionante encontrarla porque me había costado mucho trabajo, y algo se destrabó en ese momento: me empezó a costar mucho menos”, recuerda. El segundo hallazgo no demoró un semestre sino una semana. “Ahora mi objetivo es encontrar un ‘bug’ por día, aunque suelo dar con alguno más. Si pasan las horas y no doy con el error, sigo unas horas más, pero si estoy desconcentrado es mejor descansar y seguir al día siguiente”, explica Santiago a Clarín.

Santiago López tiene 19 años y es el primer hacker legal en ganar un millón de dólares. (Maxi Failla)

Entre las entidades que contratan a la plataforma a la que está suscripto Santiago como hacker se cuentan Google, General Motors, Twitter, Lufthansa y el Departamento de Seguridad de Estados Unidos. Pagan para que los “piratas informáticos” intenten filtrarse en sus códigos. “Entre las fallas que más encuentro están las que me permitirían hacer alguna acción desde la cuenta de la empresa, y también las que directamente me permitirían apropiarme de esa cuenta“, explica.

Mirá también

Santiago vive en Capital y trabaja siete horas por día, generalmente durante la noche y la madrugada. En su tiempo libre, aprovecha para nadar y para jugar a la PlayStation y al fútbol con amigos. Esos amigos a los que, igual que a su familia, tuvo que darles lujo de detalles para que entendieran que se puede ser hacker sin cometer ningún delito y, por ende, sin correr peligro de alguna condena. “Al principio me costó, pero lo entendieron perfectamente”, cuenta. Consultado sobre si la rentabilidad del hackeo ilegal le resulta atractiva, enfatiza: “Se puede ganar mucha más plata que la que yo gano, pero el riesgo es muy alto, así que ni lo pienso”.

No sabe aún qué hará con su primer millón de dólares, pero de acá a diez años se piensa como el dueño de su propia empresa: “Por ahora creo que voy a seguir un tiempo en HackerOne, pero sueño con mi propia firma, tal vez de seguridad informática”, explica. Para seguir aprendiendo chatea con otros hackers y participa de encuentros internacionales -“hackatones”- en los que aprovecha los ratos libres para acercarse a los que más le interesan: el primero al que viajó fue en Las Vegas, en 2017.

Santiago López tiene 19 años y es el primer hacker legal en ganar un millón de dólares. (Maxi Failla)

“Terminé el secundario, pero por ahora no voy a la universidad. Tal vez lo haga en algún momento, pero hay que ponerle mucha energía y en este momento esa energía está puesta en el hacking, que creo que en más adelante quedará como un hobby“, asegura. Y suma: “Esto se puede hacer con cualquier computadora. La primera que yo usé era lentísima, le faltaban algunas teclas. Lo que hay que tener es mucha paciencia y mucha motivación porque al principio cuesta y hay que investigar mucho: a mí me llevó un trayecto de tres años llegar a este objetivo”. Habla de su primer millón de dólares.

DD

Mirá también