Google pagaba menos a ingenieros que a ingenieras por el mismo trabajo y ahora indemnizará a varones

El estudio sobre igualdad salarial que desarrolla anualmente Google entre sus empleados reveló que la compañía discriminó salarialmente a sus trabajadores varones frente a sus compañeras dentro de la categoría profesional de “ingenieros de software de nivel 4”, por lo que la multinacional indemnizará a los afectados, según confirma la empresa en una entrada de…

Google pagaba menos a ingenieros que a ingenieras por el mismo trabajo y ahora indemnizará a varones

El estudio sobre igualdad salarial que desarrolla anualmente Google entre sus empleados reveló que la compañía discriminó salarialmente a sus trabajadores varones frente a sus compañeras dentro de la categoría profesional de “ingenieros de software de nivel 4”, por lo que la multinacional indemnizará a los afectados, según confirma la empresa en una entrada de su blog corporativo. 

De este modo, Google informó que ha destinado un total de 9,7 millones de dólares a compensar la discriminación salarial por género o raza sufrida por un total de 10.677 de sus empleados, aunque no precisa la cifra exacta de hombres y mujeres que han sido indemnizados. En 2017, la empresa de Mountain View compensó a 228 empleados con 270.000 dólares (239.000 euros). 

Google explicó que las mayores discrepancias salariales detectadas en 2018 se explican en primer lugar porque en una categoría particularmente grande, el nivel 4 de ingenieros de software, los hombres cobraron menos retribuciones con carácter discrecional que las mujeres. 

Asimismo, la compañía realizó un análisis sobre el procedimiento de nuevas contrataciones para detectar posibles discrepancias en las ofertas presentadas a los nuevos empleados, señalando que el 49% del dinero destinado a corregir desajustes salariales derivó de esta causa. 

“El sueldo debe estar basado en lo que haces, no en quién eres”, subrayó Lauren Barbato, responsable de analizar la igualdad salarial en Google, señalando que la remuneración de cada empleado de la compañía se configura algorítmicamente en función de distintos factores relacionados con el trabajo realizado, incluyendo su localización, nivel y desempeño, añadiendo que cuando los gerentes quieren aplicar cualquier tipo de discrecionalidad a estas remuneraciones deben justificarlo.