Los temores y peleas de Taylor Swift

Taylor Swift, que a fines de año cumplirá sus primeros 30 años, comparte 30 cosas que aprendió antes de cumplir su tercera década. “Me he dado cuenta de que necesito poder perdonarme a mí misma por tomar decisiones equivocadas”.Reflexiones por el estilo aparecerán en la la edición estadounidense de la revista Elle, donde el bello…

Los temores y peleas de Taylor Swift

Taylor Swift, que a fines de año cumplirá sus primeros 30 años, comparte 30 cosas que aprendió antes de cumplir su tercera década. “Me he dado cuenta de que necesito poder perdonarme a mí misma por tomar decisiones equivocadas”.

Reflexiones por el estilo aparecerán en la la edición estadounidense de la revista Elle, donde el bello rostro pop será foto de tapa del número de abril. En las páginas interiores, la cantante parece haber madurado de golpe siendo capaz de confesar miedos de todo tipo: temor a subirse a un escenario, a las giras y al cáncer que sufre su madre.

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

También le dedica un párrafo a la pésima relación que mantiene con Kim Kardashian.

“Mis dos padres han tenido cáncer, y mi madre ahora está luchando nuevamente contra ello”, señaló antes de contar que ellos le enseñaron “que hay problemas reales y luego está todo lo demás. Hoy, toda mi preocupación, mi estrés y mis oraciones están dedicados a los problemas reales”.

El artículo se titula 30 cosas que aprendí antes de cumplir los 30. El pánico escénico no escapa del inventario y, sobre todo luego del atentado ocurrido en Manchester de mayo de 2017, durante un concierto de su colega Ariana Grande. “Estuve completamente aterrorizada antes de comenzar mi gira Reputation. No tenía la menor idea de cómo íbamos a poder mantener seguros a tres millones de fans”, cantidad estimada de gente que la vería durante los casi siete meses que duró su último tour mundial.

Por estas horas, la estrella también fue noticia porque un tal Roger Alvarado, a quien la Justicia le había ordenado mantenerse lejos de la residencia de la cantante tras acosarla durante meses, fue detenido luego de haber entrado a su vivienda.

El acosador, un joven estadounidense de 23 años, se había metido en la mansión de la diva pop usando una ventana, y en plena madrugada. Según el agente de prensa de Swift, al momento del delito ella no se encontraba en su residencia.

El temor a los fans es un ítem recurrente en su listada memoria pública. “Tenés suficientes acosadores que intentan entrar a tu casa y no parás de pensar cosas malas que te pueden suceder. Todos los días trato de recordar lo bueno del mundo, el amor que he vivido y la fe que tengo en la humanidad”.

El capítulo dedicado a sus peleas con Kardashian arranca asumiendo que su amistad con la empresaria y su marido, el rapero Kanye West, empieza a romperse allá lejos y hace tiempo, cuando en 2009 West interrumpió el discurso que la joven Taylor estaba dando en el contexto de los premios MTV.

La cosa siguió en 2016, cuando el rapero -un profesional en eso de llamar la atención- le dijo “perra” y expuso en el escenario una imagen de Taylor Swift desnuda hasta el cuello.

A su turno, Kim la atacó pasando del mamífero carnívoro (“perra”) al ofidio y recurrente insulto de “serpiente”. Y todo esto en las redes sociales. Esto provocó un abierto enfrentamiento que la casi treintañeara neutraliza en la entrevista de Elle.

“Hace unos años alguien comenzó una campaña de odio en Internet contra mí llamándome serpiente. El hecho de que tanta gente se uniera a ella (a Kim) me hizo sentir peor que nunca en mi vida, pero no puedo explicar lo mucho que tuve que aguantarme la risa cada vez que mi cobra hinchable de 19 metros llamada Karyn aparecía en el escenario frente a 60.000 fans gritando como locos. En una gira, eso es equivalente a responder con una carcajada”.

La vida real de una estrella. w