La factura de crédito electrónica arranca con las autopartistas

Desde hoy, las pequeñas y medianas empresas emitirán facturas de crédito electrónicas para determinadas operaciones, un nuevo instrumento que podrá negociarse en el mercado de capitales para financiamiento.Este sistema fue establecido en la ley de financiamiento productivo que se sancionó en mayo del año pasado, pero recién ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip)…

La factura de crédito electrónica arranca con las autopartistas

Desde hoy, las pequeñas y medianas empresas emitirán facturas de crédito electrónicas para determinadas operaciones, un nuevo instrumento que podrá negociarse en el mercado de capitales para financiamiento.

Este sistema fue establecido en la ley de financiamiento productivo que se sancionó en mayo del año pasado, pero recién ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) lo puso en práctica y desde hoy está habilitado.

La factura de crédito electrónica es el comprobante que tendrán que dar, en forma obligatoria, las Pyme cuando le vendan a empresas grandes para determinadas operaciones. La Afip difundió un listado de estas compañías obligadas a aceptar el documento. En forma optativa, otras Pyme podrán ingresar al régimen para recibirlo.

Para evitar un colapso, se decidió implementarlo de manera gradual. Las primeras serán las Pyme autopartistas, un sector con fuerte presencia en Córdoba que le vendan a terminales automotrices, concesionarias y otras fabricantes de partes.

En la lista difundida por el fisco hay 45 compañías grandes, entre las cuales están Fiat, Renault, Volkswagen, Iveco, Denso, Gestamp, Tagle, Centro Motor o Maipú Automotores, por ejemplo.

“En una primera etapa, hasta el 30 de abril, hay un régimen de transición y sólo se emitirá la factura de crédito cuando los comprobantes superen los nueve millones de pesos, sin considerar ajustes posteriores por notas de crédito o débito”, explicó Diego Vottero, gerente de Impuestos de la oficina local de PWC Argentina.

“Por ahora su aplicación será limitada, pero a partir del 1 de mayo, se extiende a todas las operaciones superiores a 50 mil pesos, tanto para este sector como para los que se vayan sumando”, agregó. En la lista siguen los rubros electricidad y gas; agua y saneamiento; e intermediación financiera y seguros.

Cómo funciona

Reemplaza al comprobante convencional en los casos que cumplan los requisitos, pero tiene algunas diferencias. Uno de ellas es que debe tener una fecha de vencimiento para el pago. Por ahora, debe ser superior a los 30 días corridos; si el plazo es menor, se emite una factura común.

El documento se elabora con la misma herramienta actual “Comprobantes en línea” del sitio web de Afip o con un proveedor privado de facturación, pero el sistema necesita algunas adaptaciones técnicas y esa es una de las razones del período de transición.

La empresa que recibe la factura tiene 30 días corridos para aceptarla, rechazarla o pagarla. El comprobante y las notas de débito o crédito asociadas quedan en un registro de la Afip. Una vez que el cliente acepta la factura o transcurre el plazo, la Pyme está en condiciones de transferirla a la Caja de Valores (CNV) para negociarla en el mercado de capitales. Así, cuenta con un instrumento para obtener financiamiento.

En teoría, la factura es una herramienta mejor, ya que la empresa que vende no tiene que esperar que su cliente le pague con un cheque para ir a la Bolsa, pero los operadores advierten que habrá que ver cómo funciona el sistema.

“Todavía no hay nada instrumentado por parte de la CNV. Por su característica, podría tener un costo similar a los cheques del segmento directo no garantizado, que hoy tienen tasas que rondan el 45 o 48 por ciento”, indicó Victoria Alfonso, especialista en financiamiento Pyme de Focus IM.

“Sería interesante que el Gobierno incentive, como está haciendo a través del Fondep (Fondo Nacional de Desarrollo Productivo), para reducir las tasas de interés”, añadió.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 12/03/2019 en nuestra edición impresa.