La Corte reclamó a los jueces “coherencia e imparcialidad”

Sin ser explícito en cuanto a las dudas sobre la intencionalidad política de algunos fallos, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, fue contundente ayer con la bajada de línea al Poder Judicial: “Ni Gobierno ni oposición, el imperio de la ley”.Rosenkrantz abrió el año judicial con una fuerte…

La Corte reclamó a los jueces “coherencia e imparcialidad”

Sin ser explícito en cuanto a las dudas sobre la intencionalidad política de algunos fallos, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, fue contundente ayer con la bajada de línea al Poder Judicial: “Ni Gobierno ni oposición, el imperio de la ley”.

Rosenkrantz abrió el año judicial con una fuerte autocrítica y envió mensajes a todos los sectores. Y aclaró que al menos durante su gestión el máximo tribunal no cederá ante las “presiones del momento”, porque eso le quitaría su razón de ser.

Según dijo, el Poder Judicial –una pata fundamental en una República democrática como la Argentina– padece de una “crisis de legitimidad” que ha hecho que los argentinos estén “perdiendo la confianza”.

Sentados a un costado, lo escucharon la vicepresidenta del máximo tribunal, Elena Highton de Nolasco, y los ministros Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y el antecesor, Ricardo Lorenzetti, quien presidió la Corte durante 11 años.

También estaba el ministro de Justicia, Germán Garavano, y unos 50 representantes de distintos fueros de todo el país. La ausencia más notable fue la de los jueces de los tribunales de Comodoro Py, donde se tramitan las causas más sensibles para la política nacional.

Infaltables en los últimos 10 actos de apertura del año judicial, no se los vio ayer en el Palacio de Tribunales a Julián Ercolini, Marcelo Martínez de Giorgi, Luis Rodríguez, Rodolfo Canicoba Corral, Ariel Lijo, Sebastián Ramos y Claudio Bonadio.

Con el debate por las prisiones preventivas y las polémicas por las distinciones de criterios en causas que son similares de fondo, Rosenkrantz pidió “coherencia todo el tiempo en todas las decisiones”.

Dijo el jefe de la Justicia argentina que las decisiones no pueden ser ad hoc sino que deben estar estructuradas por principios, pero aclaró que son esos mismos principios los que deben ser usados “en casos futuros” aunque el resultado sea “impopular o antipático”.

“Significa que, como Ulises, somos capaces de atarnos al mástil de la legalidad. Como yo lo veo, este es el punto central para recuperar confianza y legitimidad”, instó el presidente de la Corte.

En esa línea evaluó que la Justicia argentina está frente a un desafío institucional que consiste en superar la crisis de legitimidad que la afecta. Y dijo que afortunadamente no es una crisis insuperable y se está a tiempo de revertirla.

“Los argentinos están perdiendo la confianza en el Poder Judicial. Hay dudas de que nos comportemos como verdaderos jueces de una democracia republicana. La solución requiere que revirtamos esta percepción”, reflexionó.

El imperio de la ley

La Corte tiene por delante una agenda de decisiones de alto impacto político: resolverá diferendos con impacto en las elecciones de La Rioja y Río Negro; sobre si las jubilaciones y pensiones deben tributar Ganancias; y un amparo colectivo en favor de jubilados y pensionados solicitando la aplicación del fallo “Badaro” con alcance general.

Según advirtió el presidente del máximo tribunal, lo que importa no es meramente el resultado de la decisión, es decir, quién gana y quién pierde. “No importa si gana el Gobierno o la oposición, la izquierda o la derecha, el actor o el demandado. Lo que importa es que el resultado del pleito venga determinado por las razones jurídicas que lo justifican”.

Con esa lógica, el presidente de la Corte les pidió a los jueces de toda la Argentina que demuestren que son “refractarios a todo interés personal, ideológico, político y de cualquier naturaleza que no sea el interés de realizar el imperio del derecho”.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 20/03/2019 en nuestra edición impresa.