Trimarco no quiso declarar sobre los fondos

Se presentó ante la Justicia, pero no explicó el destino de los $5,6 millones SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- Susana Trimarco se presentó ayer ante el juez federal Daniel Bejas, quien la investiga por presunto fraude al Estado con fondos recibidos durante el gobierno de Cristina Kirchner. La madre de Marita Verón, quien desapareció en 2002,…

Trimarco no quiso declarar sobre los fondos

Se presentó ante la Justicia, pero no explicó el destino de los $5,6 millones

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- Susana Trimarco se presentó ayer ante el juez federal Daniel Bejas, quien la investiga por presunto fraude al Estado con fondos recibidos durante el gobierno de Cristina Kirchner.

La madre de Marita Verón, quien desapareció en 2002, presuntamente tras ser secuestrada por una red de trata, había sido citada la semana pasada, pero no concurrió porque, según sus abogados, no había sido notificada en su nuevo domicilio, en Córdoba. Ante esta situación, Bejas había dispuesto que la Policía Federal ubicara el paradero de la imputada para obligarla a comparecer y le prohibió la salida del país.

Finalmente, Trimarco se presentó ayer al mediodía en los tribunales federales de Tucumán, donde se abstuvo de declarar y se retiró sin brindar entrevistas a la prensa. Llegó con sus abogados Carlos Garmendia y Betina Laguna, a quienes confirmó como sus defensores. Además, Trimarco fijó su nuevo domicilio para notificaciones judiciales en Córdoba, donde vive desde hace unos meses con su nieta, Micaela.

Además de Trimarco, quien preside la Fundación María de los Ángeles, fueron imputados el exsecretario de esa ONG Gastón Robles y su tesorera Alicia Trimarco, prima de la madre de Marita Verón. El fiscal Carlos Brito responsabiliza a los tres por un presunto fraude al erario nacional por un monto de $5,6 millones que le había girado el gobierno de Cristina Kirchner para obras.

Garmendia sostuvo que Trimarco “es inocente y no ha cometido ningún delito”. Sin embargo, aclaró que su clienta se abstuvo de declarar en la causa hasta tanto su defensa pueda tener una copia del expediente, que se inició en marzo de 2018 tras una denuncia presentada por el gobierno de Mauricio Macri.

“Trimarco no ha emitido declaración ante el juez, por ahora, hasta que no tengamos acceso al expediente y podamos comprender bien cuál es la acusación y cuál es la documentación que pueda sustentar la demanda”, explicó Garmendia.

La causa

El 4 de diciembre de 2015, sobre el final del gobierno de Cristina Kirchner, la fundación de Trimarco recibió $5,6 millones (US$418.000 en ese momento) para comenzar la construcción de un jardín de infantes en el predio del ex-Hospital Militar, que pertenece al Ejército, en la capital tucumana. Ese dinero equivalía al 25% del monto total de la obra, que se había presupuestado en $22,4 millones, con aportes del Ministerio de Planificación Federal, que conducía Julio De Vido. Sin embargo, según el fiscal Brito, la obra ni siquiera fue iniciada y tampoco se realizó el reintegro de los fondos.

La denuncia contra Trimarco fue efectuada en marzo de 2018 por el Ministerio del Interior, luego de una auditoría en la que se constató un presunto manejo irregular en el manejo de los fondos. Antes, en abril de 2016, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) ya había ordenado a la ONG presidida por Trimarco la devolución del predio del ex-Hospital Militar, que tiene una superficie de cinco hectáreas.

Se habría constatado la falta de documentación que justifique el monto del convenio entre la fundación y el gobierno, y la ausencia de un plan de obra con plazo de ejecución.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.