Trucks: negocios sobre ruedas al alcance de todos

Los food trucks fueron el puntapié inicial. El estilo nómade de las camionetas de comida comienza a expandirse a otros rubros. Tímidamente en Buenos Aires, como en el resto del país, empiezan a verse negocios que ofrecen distintos productos y servicios, siempre sobre ruedas. Si bien no existe una legislación que permita que estas tiendas…

Trucks: negocios sobre ruedas al alcance de todos

Los food trucks fueron el puntapié inicial. El estilo nómade de las camionetas de comida comienza a expandirse a otros rubros. Tímidamente en Buenos Aires, como en el resto del país, empiezan a verse negocios que ofrecen distintos productos y servicios, siempre sobre ruedas. Si bien no existe una legislación que permita que estas tiendas comercien en cualquier lugar, si lo pueden hacer en ferias, festivales y lugares privados.

Un caso es el de la barbería Küsta Truck. “A los hombres les costaba acercarse a las peluquerías porque no encontraban espacios exclusivos. Es así como pensamos que lo importante era vencer esas barreras y transformar el modelo, acercando el servicio a los lugares donde habitualmente realizan sus actividades cotidianas”, cuenta Mariano Acosta, creador y director de Kusta. Luego de varios meses de desarrollo e invención, en 2017 se instalaron en el shopping Tortugas Open Mall y, a partir de los buenos resultados, se fabricaron otros seis trucks donde hoy se realizan cortes y afeitados, entre otros servicios. “Al principio fue un laboratorio que nos permitió hacer pruebas y, sin dudas, nos sirvió para hacer ajustes. ¿Lo importante? El cliente validó inmediatamente el concepto y nos dio el empuje para seguir ampliando el negocio”. Debido al éxito, ya está trabajando en el Kusta Hair Truck, una propuesta de peluquería para mujeres. “Nuestro objetivo es seguir ampliandonos. Queremos llevar la experiencia a todos aquellos lugares donde se encuentra el público de Kusta”.

Küsta Barber Truck. Su dueño dice que a los hombres les cuesta ir a la peluquería a recortarse la barba.

La clave de esta modalidad es la posibilidad de que el servicio se acerque al cliente. Así lo entendió también Lucas Mendoza, creador de Dog Truck, una peluquería canina que recorre los barrios cerrados de Córdoba Capital. “Como vamos a la puerta de cada casa, el perro no se estresa al ser trasladado a una veterinaria. Los dueños pueden ver en todo momento como trabajamos. Además, no pierden tiempo ni ensucian su vehículo llevando a su mascota”. En esta misma línea, otro servicio sobre ruedas que llega al domicilio del cliente es el de Flores porque sí. “No quería tener la típica florería, quería hacer algo diferente. Así fue como surgió la idea de armar un flower truck con el que visito clientes y también participo de ferias, eventos sociales y corporativos”, cuenta Gabriela Carrozi.

Cow Industries. Vende productos de cuero, como carteras, cinturones y accesorios.

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Para Vero Barilá, la diseñadora de Vero B Home, la tienda de objetos de decoración hechos a mano, montar su showroom en una casa rodante era un sueño. “Era una idea que tenía desde hace bastante tiempo. Un día pregunté en un grupo de Facebook si alguien sabía de alguna que estuviera en venta y justo se había publicado un aviso. La fui a ver al otro día y fue amor a primera vista, la tuve que comprar”. A los pocos días ya estaba acomodando su nueva tienda está en el garage de su casa y este año planea sacarla para recorrer diferentes ferias ofreciendo sus productos.

Distinto es el caso de Cow industries, una marca de productos realizados en cuero, como carteras, cinturones y accesorios, donde la creación de un bag truck respondió a la necesidad de expander su alcance. “Cuidando la identidad de la marca elegí especialmente un triciclo furgon Vespa vintage, que mantiene una estética de fábrica, con el cual puedo llevar mi taller a donde estén mis clientes, sin tener que esperar que ellos vengan. Además no tengo que lidiar con los gastos y horarios fijos que tiene un local tradicional”, cuenta Mercedes Rols, diseñadora industrial y creadora de la marca. Para firmas grandes, como la de indumentaria System, la principal ventaja de esta propuesta encontrar una nueva forma de comercialización. “El fashion truck es una propuesta disruptiva. Siempre está en movimiento por distintos puntos de nuestro país, que elegimos para reforzar las ventas en algunos lugares específicos. El objetivo es mantener el contacto con clientes mayoristas y para dar a conocer la identidad de la marca al público en general”, explica María del Pilar Martel Barcia, gerente de marketing y comunicación de System.

Otras iniciativas que ganan las calles son las de marcas como Elvive, con salones de peinado móviles, y los de La Roche-Possay, que recorre el país con consultorios para chequeo de lunares y asesoramiento sobre el cuidado de la piel. “Esta modalidad contribuye a amplificar el alcance de nuestra acción de prevención del Cáncer de Piel, ya que permite ubicarnos en áreas muy transitadas, como peatonales, plazas, centros comerciales y parques recreativos. Además, facilita la logística de transportar la acción de un lugar a otro, pudiendo llegar a diferentes partes del país”, reconoce Catalina Soto Farrando, comunicadora científica de La Roche-Posay.

Con diferentes formas y objetivos, en su éxito se combinan a una forma diferente de consumir y la transgresión de los dueños, que buscan canales de comercialización innovadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *