Crítica de “Girl”, por Netflix: Sobre querer ser, y lograrlo

Lara está atravesando uno de los períodos formativos más complejos, el de la adolescencia.En Girl, esta película belga de Lukas Dhont (26 años, es su debut en el largometraje), Lara tiene 16 años, antes era Viktor y, aún antes de realizarse la operación de cambio de sexo, se inscribió en una escuela de danza. Desea…

Crítica de “Girl”, por Netflix: Sobre querer ser, y lograrlo

Lara está atravesando uno de los períodos formativos más complejos, el de la adolescencia.

En Girl, esta película belga de Lukas Dhont (26 años, es su debut en el largometraje), Lara tiene 16 años, antes era Viktor y, aún antes de realizarse la operación de cambio de sexo, se inscribió en una escuela de danza. Desea ser una etoile femenina. Se ha mudado con su padre y su hermano de 6 años. De la madre no se sabe nada. Y si forjar una carrera en el ballet clásico es difícil, las exigencias por las que atraviesa su cuerpo termina de crear un cóctel explosivo.

La película mantiene siempre un tono de veracidad infrecuente, y el relato no llega a picos de morbo indeseado -hay un poquito de bullying, algo de discriminación-. Es un relato en el que la sencillez no orilla, no esquiva la naturalidad del hecho, y menos aún cae en lo sensacionalista.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Victor Polster es el bailarín y protagonista absoluto del filme. Y el director, ya desde el guión, opta porque no verbalice sus conflictos, sino que lo haga a partir de sus gestos, sus miradas, sus poses. Pero es a partir de los diálogos que mantiene con su padre -comprensivo, queda descolocado cuando Lara le responde ¿Quién te ha dicho que me gustan los hombres?” cuando él lo daba por sentado- que vamos descubriendo la intimidad y los temores de la protagonista.

Y está, también, el dolor físico, no sólo el hormonal sino también el que conlleva ser bailarina de elite. Pero el realizador parece ponerlos como en paralelo, como si tendiera una alegoría con los pies ensangrentados y el suplicio y los daños de las exigencias con el pesar interno de Lara.

El de sentirse discriminada, y hasta en situaciones humillada, es otro.

Por suerte, la película tiene un aire esperanzador, aunque haya momentos en que se sienta lo contrario. Trata sobre la superación, sobre el querer ser y lograr lo que uno se propone.

Polster es un actor y bailarín que tenía 15 años cuando se rodó el filme, que compitió en la sección Un certain regard, el año pasado en Cannes, donde ganó como mejor intérprete, el filme se llevó la distinción de Fipresci (la crítica internacional) y el director, la Cámara de Oro al mejor debut. Bien vale la pena verla.

“Girl”

Muy buena

Drama. Bélgica, 2018. 105’, SAM 16. De: Lukas Dhont. Con: Victor Polster, Arieh Worthalter. Disponible en: Netflix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *