Insólito: Denuncian una ola de robos de enanos de jardín

Como en 1997, cuando un tribunal francés condenó al líder del Frente de Liberación de Gnomos de Jardín por robar más de 150 gnomos, o en la película francesa Amélie (2001) cuando el padre de la heroína comprueba desolado que le han robado su gnomo, los vecinos de Cipoletti (Córdoba) no encuentran explicación a ola de…

Insólito: Denuncian una ola de robos de enanos de jardín

Como en 1997, cuando un tribunal francés condenó al líder del Frente de Liberación de Gnomos de Jardín por robar más de 150 gnomos, o en la película francesa Amélie (2001) cuando el padre de la heroína comprueba desolado que le han robado su gnomo, los vecinos de Cipoletti (Córdoba) no encuentran explicación a ola de robos de enanos de jardín.

Algunos no se animan a hablar por miedo a represalías. Es que sospechan de una banda que los roba para venderlos en el mercado negro.

“Para mí que es una mafia”, dijo tajante una vecina del barrio Flamingo, quien no quiso dar su identidad. Lo que al principio parecía obra de la casualidad terminó en una catarata de robos que se repite en diferentes partes de la ciudad. 

En la película, el padre de Amélie empieza a recibir una cadena de postales con su gnomo desde las principales capitales del mundo,

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Las denuncias no llegaron a la policía porque se trata de un adorno de poco valor, pero al tratarse de un echo que se repitió en los últimos meses comenzó a circular la idea de la existencia de una “banda de los enanos de jardín“.

Los hechos se repitieron en varios puntos de la ciudad. Según medios cipollintenses se supo de por lo menos tres robos en el barrio San Pablo, uno en el Flamingo, otro en el Pichi Nahuel y dos en el Brentana. Estos hechos ocurrieron en menos de un mes.

Enanos de jardín repintados en el mercado negro de objetos robados.

En varios casos los ladrones saltaron rejas altas, de hasta dos metros, solo para llevarse el gnomo. También trabajaron con herramientas para retirar algunos semienterrados o con bases sólidas.

La hipótesis principal es que roban viejos enanos de jardín para repintarlos e ingresarlos al mercado negro. Un enano de jardín de yeso nuevo (de 40cm x 60cm) cuesta menos del $1000. En lo que va del mes ya se habla de al menos 6 robos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *