Aguad declaró en la causa por la deuda del Correo Argentino y pidió su sobreseimiento

Aguad debió presentarse ante la Justicia para explicar su rol en la operación del Correo El ministro de Defensa y extitular de Comunicaciones, Oscar Aguad, se presentó a declarar esta mañana en los tribunales federales de Comodoro Py por la causa del Correo Argentino. En ese expediente, a cargo del juez Ariel Lijo y el…

Aguad declaró en la causa por la deuda del Correo Argentino y pidió su sobreseimiento

Aguad debió presentarse ante la Justicia para explicar su rol en la operación del Correo

El ministro de Defensa y extitular de Comunicaciones,
Oscar Aguad, se presentó a declarar esta mañana en los tribunales federales de Comodoro Py por la causa del Correo Argentino. En ese expediente, a cargo del juez
Ariel Lijo y el fiscal Gerardo Pollicita, se lo investiga por una supuesta defraudación al haber firmado un acuerdo “abusivo” -en junio de 2016-
por la deuda que el Correo Argentino, una empresa propiedad de la familia Macri, mantiene con el Estado.

En su breve comparecencia ante Lijo, Aguad presentó un escrito, en el que emitió fuertes críticas
al dictamen de la fiscal Gabriela Boquín e insistió en que no hubo perjuicio para la administración pública porque el acuerdo “no era ruinoso” y porque, además, fue dejado sin efecto.

“Obré apoyado en sólidas razones jurídicas y creyendo que era la mejor forma de cumplir con mi deber”, sostuvo en su descargo. Pidió su sobreseimiento y solicitó que como medidas de prueba se libren oficios a organismos del Estado como la Auditoría General de la Nación (AGN), la Oficina Anticorrupción y la Procuración del Tesoro.

“Lejos de obrar con una actitud dolosa perjudicial para los intereses de la administración, mi intención fue procurarle una ventaja, la única posible según mi entender, evitando con el acuerdo cuestionado que su crédito siguiera licuándose con el paso del tiempo, lo que consideré mi deber”, expuso Aguad en su escrito. Y se apoyó en el análisis realizado por la AGN, que en aquel entonces refutó que el acuerdo fuera abusivo.

También debieron declarar en el juzgado de Lijo su asesor jurídico en el entonces Ministerio de Comunicaciones, Juan Manuel Mocoroa, y los directivos del Correo, Jaime Cibils Robirosa y Jaime Kleidermacher. A estos dos últimos se los imputó como partícipes necesarios de la maniobra que llevaron adelante los funcionarios públicos.

Críticas al dictamen

Tal como hicieron Robirosa y Kleidermacher, Aguad criticó el dictamen de la fiscal Boquín, quien frenó el acuerdo. Según el extitular de la cartera de Comunicaciones, el dictamen fue “erróneo y equivocado”, y generó confusión pública.

“Todas estas actuaciones penales tienen una causa genética común. El aludido dictamen de la fiscal Boquín por el que falazmente determinó que en el caso existía una quita equivalente a casi el 99% de la acreencia del Estado Nacional. Sin embargo, como ya lo sostuve, esa determinación no solo es falaz sino arbitraria. No es ese el capital adeudado por la concursada al Estado Nacional. Y cualquiera de las alternativas que estaban en manos del suscripto colocaban los intereses confiados en una peor situación”, expresó el ministro sobre el dictamen de la fiscal. En este sentido, Aguad dijo que la interpretación de Boquín fue “antojadiza, equivocada, malintencionada y de mala fe del derecho vigente”.

Y continuó: “No existe ningún indicio, ninguna prueba, ninguna afirmación, ningún argumento que sostenga mínimamente y con un grado cierto de racionalidad que este elemento volitivo malicioso haya existido en el proceso que culminó con la aceptación de la oferta de la concursada. Esto únicamente solo lo induce de la determinación de un
quantum obligacional falaz”.

Cuando pidió su indagatoria, el fiscal Pollicita consideró que el acuerdo fue espurio. “Existen suficientes razones para tener por demostrado que el acuerdo celebrado entre los representantes del Ministerio de Comunicaciones y el Correo Argentino fue espuriamente concebido y, a la vez que buscó beneficiar a la empresa concursada, comprometió abusivamente al Estado, que enfrentó la posibilidad concreta de resignar definitivamente el cobro de una considerable porción”, había sostenido en el dictamen emitido en diciembre del año pasado.

En ese dictamen, el fiscal sostuvo que por el acuerdo en cuestión el Estado nacional “resignaba una porción inadmisible de la suma de $ 296.205.376 adeudada por Correo Argentino S.A., lo que implicaba el otorgamiento de un beneficio injustificado y directamente proporcional para la concursada”.

Entre la documentación que aportó la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) a este expediente, y que Pollicita tomó como prueba, hay una nota interna que revelaba que Aguad ya tenía conocimiento de la oferta que haría la empresa al Estado para saldar su deuda, incluso tres semanas antes de que la familia Macri presentara los papeles ante la Justicia.

Esta semana la PIA denunció a la Presidencia de la Nación por haber avalado el cierre de un sumario administrativo dentro del Poder Ejecutivo para determinar las responsabilidades de los funcionarios del Gobierno en el acuerdo que celebraron con el Correo Argentino.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *