Efecto dólar en la canasta de Pascua: hay subas del 80% en chocolates y pescado

Son muchos los que esperan cada año la época de Pascua para compartir en familia la antigua costumbre de reemplazar la carne roja por pescados y mariscos, comer roscas con crema pastelera y sorprender a los chicos con enormes huevos y conejos de chocolate. Esta vez, sin embargo, la situación económica hará que muchos lo…

Efecto dólar en la canasta de Pascua: hay subas del 80% en chocolates y pescado

Son muchos los que esperan cada año la época de Pascua para compartir en familia la antigua costumbre de reemplazar la carne roja por pescados y mariscos, comer roscas con crema pastelera y sorprender a los chicos con enormes huevos y conejos de chocolate. Esta vez, sin embargo, la situación económica hará que muchos lo piensen varias veces antes de lanzarse a revivir esa tradición, porque sus costos se han disparado.

A tres semanas del Viernes Santo, un relevamiento de Clarín en comercios porteños sobre 25 artículos típicos de la celebración mostró que entre los más comunes -chocolates y pescado- hubo subas cercanas al 80% en el último año. Mucho más que el 51,3% de la inflación general que mide el Indec. Más del doble que el 32,2% que se ajustaron los salarios en un año, según los datos oficiales. Y algo menos que el 118% que subió el dólar en 12 meses, afectando fuerte a esta canasta, que en buena parte es importada o está atada a esa moneda.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En huevos y conejos de pascua -cuya materia prima, el cacao, es importada, y en muchos casos el producto entero- el salto es notorio: hubo alzas del 78,5% en promedio y de hasta un 88% entre 11 artículos relevados de primeras marcas, con precios por kilo que ya pueden superar los $ 3.000.

Huevitos Bon o Bon de 20 gramos que hace un año valían $ 25 pasaron a $ 46; los de 55 gramos se fueron de $ 85 a $ 160; los de 110 gramos, de $ 150 a $ 275; y los de 210 gramos, de $ 300 a $ 550. Los Bariloche de 130 gramos, antes a $ 146, se ofrecen hoy a $ 270, y los de 250 gramos a $ 553, en vez de $ 328. El Georgalos de 75 gramos escaló de $ 95 a $ 150. Mientras que el Kinder Sorpresa de 20 gramos saltó de $ 33 a $ 57; y el grande, de 150 gramos, que valía $ 315, ya está a $ 490.

El pescado también registra fuertes subas. (Diego Díaz)

Se trata de una realidad que también afectó a los productos más artesanales. “El chocolate que muchas confiterías usamos para los huevos es 100% importado, así que cotiza en dólares. Además, la mano de obra y nuestros costos fijos también aumentaron mucho, así que no quedó más opción que trasladar eso a los productos. Así, hoy los huevos más chicos rondan los $ 80 y los normales, casi $ 1.000”, explica a Clarín Javier Alonso, expresidente de la Cámara de Confiterías de la Ciudad y dueño de La Nueva San Agustín, de Palermo.

En pescado, el atún, también importado, duplicó su precio. La lata grande de la marca líder, hace un año a $ 115, se fue a $ 228; la chica, ya lejos de $ 68, vale ahora $ 132. Y esto impacta de lleno en las empanadas de vigilia, que este año son vendidas en locales a más de $ 60 por unidad. “El problema ahí es que todos los ingredientes se nos fueron al diablo. Además del atún, la harina aumenta porque está atada al trigo, que cotiza en dólares, y la manteca, por la escasez de leche, nos pasó de $ 170 más IVA por kilo a casi $ 300 ahora”, agrega Alonso.

Harina y manteca son también componentes claves de las roscas de Pascua, además del huevo, que subió un 81% interanual, en parte porque el “efecto dólar” encareció lo que comen las gallinas e insumos varios de su producción. Las roscas básicas de medio kilo, en las confiterías, aparecieron este año en torno a los $ 265, con subas anuales cercanas al 45%.

En las pescaderías, el panorama es similar. El salmón rosado, traído de Chile, llega ahora a venderse por encima de los $ 800 el kilo. Eduardo Salvatore, dueño de Don Antonio, un local de Boedo, asegura que en todo lo importado los precios “se mantuvieron ligados al dólar”, lo que generó aumentos tan grandes que muchos productos debieron dejar de venderse, como el pulpo español.

“La pesca nacional, que llega de Mar del Plata, como la merluza y el lenguado, sólo en los últimos 15 días tuvo un incremento superior al 20%, como suele pasar antes de Pascua. Y esos productos ahora quedaron no menos de un 60% o 70% más caros que hace un año”, grafica.

Mirá también

La merluza, según lo relevado, rondó los $ 160 en la Pascua 2018, y ahora se halla a un promedio de $ 255 en distintas pescaderías: es un 59% más. Y un 11% más de los $ 230 que vale un kilo de asado de novillito.

Filet de gatuzo a $ 290 el kilo, de brótola a $ 320 y de abadejo a $ 460 fueron otros promedios hallados. Si en cambio se opta por medallones de merluza congelados, en el súper habrá que pagar $ 251 por los 450 gramos, 68% más que hace un año.

“Por cómo están los bolsillos, el filet de merluza va a ser buena opción. O el de gatuzo, que es más apropiado para los chicos”, aconseja Salvatore.

En total, un combo de dos huevos “mini” de chocolate, un conejo de 50 gramos y un huevo grande de 110 costará $ 487, un 84% más que hace un año ($ 265). Pero si este último huevo fuera de 250 gr y se suma una rosca, el presupuesto salta a $ 1.025. Y si la compra también incluye un kilo de filet de merluza, una lata grande de atún y una masa para tarta pascualina, la suma termina en $ 1.566, es decir, un 66% más que hace un año, cuando alcanzaban $ 946.

Ante este panorama, los comercios esperan una demanda muy medida a medida que se acerque la fecha. 

DD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *