Convocan a un paro docente para el jueves que viene en Capital

Cuando el conflicto docente parece estar muy cerca de resolverse en la Provincia, ahora resurge con fuerza en Capital. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), el gremio docente mayoritario en el distrito y que forma parte de Ctera, convocó a una huelga docente para el jueves que viene, 4 de abril. Es “contra…

Convocan a un paro docente para el jueves que viene en Capital

Cuando el conflicto docente parece estar muy cerca de resolverse en la Provincia, ahora resurge con fuerza en Capital. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), el gremio docente mayoritario en el distrito y que forma parte de Ctera, convocó a una huelga docente para el jueves que viene, 4 de abril. Es “contra las políticas de hambre y empobrecimiento de la gestión Cambiemos”, según un comunicado que distribuyó el sindicato.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En la ciudad de Buenos Aires, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta propuso a los docentes un 23 por ciento de aumento en tres cuotas (9% en marzo 7% en julio y 7% en septiembre) más dos cláusulas de revisión (en mayo y diciembre). Y se reconoció 4% de 2018. Firmaron el acuerdo 14 de los 16 gremios docentes estatales, pero lo rechazaron tanto UTE como Ademys (de sectores de izquierda).

Con el paro del jueves, muchos alumnos tendrán solo dos días de clases la semana que viene. Además del paro, el martes es feriado por Malvinas, y el viernes hay jornadas de mejora institucional.

Eduardo López, titular de UTE, le confirmó a Clarín que el paro docente que ellos convocan es solo para Capital. Y que los ejes principales del reclamo pasan por exigir un “inmediato aumento salarial” y un rechazo a los tarifazos.

Mirá también

También hay un reclamo por los comedores. “Los docentes de la Ciudad exigimos también a ministra de Educación Soledad Acuña que deje de ajustar con la comida de los niños y las niñas. No vamos a aceptar la reducción de las raciones en los comedores escolares porque con hambre no se puede estudiar. Esta semana la funcionaria informó a las direcciones de cada establecimiento que a partir del lunes, quienes no hayan completado los engorrosos trámites de gestión de becas, dejarán de recibir la comida o el refrigerio en sus escuelas. Resulta inadmisible que el Gobierno de la Ciudad afecte un derecho básico como la alimentación en un contexto de crisis, con niveles crecientes de pobreza y hambre en las calles”, agregaron los gremialistas de UTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *