Piden copias de un informe crítico sobre el enriquecimiento de los Kirchner

El juez Lijo pidió el informe sobre el patriminio de los Kirchner 29 de marzo de 2019  • 12:40 El juez federal Ariel Lijo pidió hoy a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) que envíe los informes realizados por los peritos contables Roberto Riveros y Eduardo Blanco Álvarez, quienes cuestionaron la pericia favorable al matrimonio…

Piden copias de un informe crítico sobre el enriquecimiento de los Kirchner

El juez Lijo pidió el informe sobre el patriminio de los Kirchner
29 de marzo de 2019  • 12:40

El juez federal Ariel Lijo pidió hoy a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) que envíe los informes realizados por los peritos contables Roberto Riveros y Eduardo Blanco Álvarez, quienes cuestionaron la pericia favorable al matrimonio Kirchner en la causa que investigaba su crecimiento patrimonial en 2008.

La decisión fue tomada por el magistrado después de tomarle declaración testimonial a Blanco Álvarez, quien explicó con detalles por qué había objetado la pericia realizada por el cuerpo de peritos de la Corte Suprema. Ese estudio fue acordado de antemano por el entonces juez Norberto Oyarbide con los operadores kirchneristas en la Justicia, tal como reveló el contador Víctor Manzanares en su confesión por los cuadernos de las coimas.

Tanto la revelación de Manzanares como las amenazas que dice haber recibido Oyarbide motivaron que la Unidad de Información Financiera (UIF) pidiera la reapertura de la causa por enriquecimiento ilícito contra los Kirchner, que fue cerrada por el magistrado allá por 2009 sin ningún tipo de apelación por parte del fiscal Eduardo Taiano, de la PIA (que entonces se llamaba Fiscalía de Investigaciones Administrativas) y de la Oficina Anticorrupción.

La FIA, incluso, contó con un dictamen interno crítico de aquella resolución, que el entonces fiscal Guillermo Noailles cajoneó. Los peritos Blanco Álvarez y Riveros advirtieron que sin la documentación respaldatoria era imposible concluir que los Kirchner no habían incurrido en enriquecimiento ilícito. Habían dictaminado que casi $25 millones del entonces matrimonio presidencial no estaban “debidamente justificados”.

Pero a pesar de contar con ese informe y varias ampliaciones por parte de los peritos, el fiscal Noailles no puso reparos ante la decisión de Oyarbide. El auditor Blanco Álvarez fue desplazado de su cargo meses después de ese dictamen por el procurador Esteban Righi como consecuencia de las observaciones que hizo al falso peritaje avalado por el juez.

Cuando reciba la documentación de la PIA, entonces, el juez Lijo deberá decidir si hace lugar al pedido de la reapertura de la causa judicial por enriquecimiento ilícito de los Kirchner.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *