Tras la polémica por las empleadas domésticas, desde el lunes el colectivo ingresa a Nordelta

Luego de la polémica generada a fin del año pasado donde trascendió que no dejaban que las trabajadoras domésticas usarán el mismo transporte que sus empleadores, este lunes 1 de abril comenzará a funcionar el transporte público en Nordelta, el barrio exclusivo de 1600 hectáreas ubicado en el partido de Tigre, provincia de Buenos Aires.Serán dos…

Tras la polémica por las empleadas domésticas, desde el lunes el colectivo ingresa a Nordelta

Luego de la polémica generada a fin del año pasado donde trascendió que no dejaban que las trabajadoras domésticas usarán el mismo transporte que sus empleadores, este lunes 1 de abril comenzará a funcionar el transporte público en Nordelta, el barrio exclusivo de 1600 hectáreas ubicado en el partido de Tigre, provincia de Buenos Aires.

Serán dos unidades de la línea de colectivos 723, que contarán con aire acondicionado y TAG, un dispositivo que irá en el parabrisas y permitirá un rápido ingreso o egreso de los vehículos.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Desde prensa del Municipio de Tigre informaron a Clarín que “habrá dos frecuencias que funcionarán de lunes a viernes, de 6.30 a 8.30 y de 16 a 18, que unirán las avenidas troncales con las estaciones de tren de Benavídez y General Pacheco. Además, dado que comenzarán vacíos desde cada estación tendrá un cartel diferencial que dirá: Nordelta” 

De ese modo, aquellos que necesiten usar el servicio de lunes a viernes, no tendrán que hacer combinaciones y podrán pagar su boleto a través del sistema SUBE a un valor de $ 20

Mirá también

Mirá también

El TAG es un dispositivo electrónico que se instalará en el parabrisas delantero de los colectivos de la línea 723, lo que en este caso permitirá “detectar que sea un vehículo habilitado para pasar”, informaron desde el municipio.

Luego de una fuerte polémica y discusión pública a raíz de un informe televisivo donde se mostraba la negativa de una chofer de la empresa MaryGo que no permitía que suba una trabajadora doméstica, en noviembre el concejo deliberante de TIgre resolvió autorizar el ingreso de la línea de colectivos 723 a la avenida principal del barrio de Nordelta.

Mirá también

Esta resolución busca que la línea 723 complemente y refuerce los horarios de mayor demanda sobre todo por los trabajadores que desarrollan sus actividades en el complejo habitacional privado.

María Eugenia, vecina del complejo Nordelta, contó a Clarín “No estoy de acuerdo con el ingreso de transporte público. Con el servicio que actualmente presta la empresa MaryGo cualquier persona puede subir, por supuesto que hay un sistema que uno tiene que reservar si quiere viajar a la Capital y también hay un sistema interno necesario para que funcione bien”.

Mirá también

“Esto no tiene que ver con la discriminación, todos los vecinos cuidamos y respetamos muchísimo a las personas que trabajan en nuestras casas” agregó María Eugenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *