Dicen que la supuesta “bomba” sería en realidad un dispositivo para una intervención artística

Una amiga de los dos ciudadanos chilenos detenidos este domingo en Córdoba por un supuesto artefacto explosivo hallado en un apart hotel céntrico sostuvo que en realidad se trata de un aparato usado para intervenciones artísticas.“Están detenidos por una causa ridícula”, dijo a Mitre Córdoba Carolina Ortega, periodista que reside en Buenos Aires y es…

Dicen que la supuesta “bomba” sería en realidad un dispositivo para una intervención artística

Una amiga de los dos ciudadanos chilenos detenidos este domingo en Córdoba por un supuesto artefacto explosivo hallado en un apart hotel céntrico sostuvo que en realidad se trata de un aparato usado para intervenciones artísticas.

“Están detenidos por una causa ridícula”, dijo a Mitre Córdoba Carolina Ortega, periodista que reside en Buenos Aires y es amiga de los chilenos detenidos.

Según señaló, Gabriela Medrano “es una arquitecta reconocidísima en Chile y trabaja en uno de los estudios internacionales más importantes del mundo, Felipe Zegers es el director de Hecho en Casa, un festival de intervenciones urbanas reconocido en Chile”.

La periodista dijo que tras dejar Córdoba, los artistas viajaron a Buenos Aires, donde tenían previsto un encuentro para cenar el domingo a la noche pero nunca llegaron. El lunes tuvo conocimiento de que estaban detenidos en Buenos Aires.

Consultada sobre el “artefacto” que habrían encontrado en la habitación del hotel ubicado en la calle Belgrano, Carolina Ortega sostuvo que se trataría de un aparato que lee la declaración de los derechos humanos en lenguaje inclusivo.

“En el marco de esta discusión con el género y el lenguaje, en la primavera pasada en Santiago ellos instalaron unos parlantes que tiene una caja, una grabadora con batería y cables, que lee la declaración de los derechos del hombre en lenguaje inclusivo”, dijo.

Y, precisó: “Es un parlante que se puede amurar en postes de luz, en Santiago lo pusimos en la entrada del subte. Tiene la batería y una grabadora y lo que hace es reproducir esa grabación en lenguaje inclusivo. Es una manera artística de sorprender a la gente en la calle con algo distinto y que pone en juego el lenguaje”, dijo.

Desde la Policía confirmaron que el artefacto hallado no tenía una carga explosiva, mientras la Justicia Federal investiga el caso.