La última semana

 Superliga | Belgrano y Talleres atraviesan los últimos días de preparación de cara a la última fecha del torneo donde se definirá el futuro de ambos A sólo dos días del inicio de la última fecha de la Superliga y a pesar de sus distintas actualidades y luchas, Belgrano (21 puntos) y Talleres (33) continúan…

La última semana

 Superliga | Belgrano y Talleres atraviesan los últimos días de preparación de cara a la última fecha del torneo donde se definirá el futuro de ambos

A sólo dos días del inicio de la última fecha de la Superliga y a pesar de sus distintas actualidades y luchas, Belgrano (21 puntos) y Talleres (33) continúan con sus respectivos entrenamientos con la mente puesta en el mismo objetivo, ganar. Por un lado, el Pirata se enfrentará el domingo a las 15:15 ante Godoy Cruz (32) en el Gigante de Alberdi, según confirmó ayer el vicepresidente celeste Sergio Villella.

El conjunto celeste, que viene de perder ante Lanús por 3 a 1, deberá imponerse ante el Tomba y esperar un milagro para mantener la categoría. Es que los dirigidos por Diego Osella se encuentran sumergidos en la zona de los descensos, a un punto de Tigre y San Martín de San Juan y a tres de Patronato. Por ello, el elenco de barrio Alberdi deberá conseguir los tres puntos, esperar que el de Victoria y el Santo sanjuanino no ganen y que el equipo paranaense caiga ante Argentinos Juniors.

Si esta serie de resultados se diera así, el combinado celeste deberá jugar un desempate contra los rojinegros para definir quien permanecerá en la primera división del fútbol argentino. A pesar de que suena utópico, el plantel de Belgrano se muestra optimista ante esta situación. Con respecto a ello, el arquero César Rigamonti dialogó con la prensa ayer luego del entrenamiento y expresó: “Hay que ser optimistas: hoy sólo dependemos de ganar y de resultados externos. El resto de los análisis después se harán”.

Además, el portero, de buena actuación en el transcurso del torneo, agregó: “Tenemos que preparar el partido con mucha ilusión. Todavía queda una chance, que es menos que la de la semana pasada, pero seguimos aferrados a esa ilusión. Lo primero que tenemos que hacer es ganar y después sí esperar un resultado externo”.

Por su parte, el Matador se medirá el mismo domingo en el mismo horario ante el verdinegro en San Juan. El conjunto albiazul tiene un panorama distinto ya que jugará después que sus rivales directos en la lucha por acceder a la Copa Sudamericana.

El equipo de barrio Jardín deberá aguardar que Lanús (34) empate o pierda, o que Unión (35) o Independiente (35) caigan en sus respectivos partidos para poder tener la posibilidad de acceder al torneo internacional con una victoria.

03 Abril 2019