La nave israelí Bereshit tomó imágenes de la cara oculta de la Luna

La sonda israelí Bereshit ha enviado a la Tierra imágenes de la cara oculta de la Luna tomadas desde la órbita del satélite natural de la Tierra, a la que la nave llegó este jueves. La cara oculta de la Luna registrada por la misión israelí. Newsletters Clarín Qué pasó hoy | Te contamos las…

La nave israelí Bereshit tomó imágenes de la cara oculta de la Luna

La sonda israelí Bereshit ha enviado a la Tierra imágenes de la cara oculta de la Luna tomadas desde la órbita del satélite natural de la Tierra, a la que la nave llegó este jueves.

La cara oculta de la Luna registrada por la misión israelí.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Bereshit, primera misión israelí a la Luna y primera con ese destino financiada con capital privado, fue lanzada el 22 de febrero. En este tiempo, una órbita elíptica progresiva alrededor de la Tierra ha llevado a la sonda hasta una distancia suficientemente cerca de la Luna como para liberarse de la gravedad terrestre y entrar en la de la Luna.

El objetivo final es un aterrizaje en la Luna el próximo 11 de abril, tras un viaje de 6,5 millones de kilómetros.

En las primeras imágenes recibidas desde la órbita, se puede observar la cara oculta de la Luna desde 470 kilómetros de altitud, explica la misión en su cuenta de Twitter.

Dotado con cámaras y sensores especiales para estudiar la superficie lunar, Bereshit lleva una cápsula del tiempo que contiene documentos referidos a la Humanidad, ya que su viaje es solo de ida y quedará para siempre en la superficie lunar.

Mirá también

La nave superó el jueves la prueba más crucial hasta el momento: entrar en órbita lunar una semana antes de descender en la superficie del satélite natural de la Tierra.

Después de recorrer 5,5 millones de kilómetros en torno a la Tierra y acercarse gradualmente a la Luna, la pequeña nave entró en la órbita elíptica de la Luna. Su alunizaje está previsto para el 11 de abril.

Mirá también

“Fue un hito que realmente nos da la oportunidad de llegar a la Luna”, dijo sobre la entrada en la órbita lunar de la sonda Yonatan Winetraub, cofundador de SpaceIL, la empresa israelí sin fines de lucro que fabricó la nave.

La nave espacial, llamada Bereshit, que en hebreo significa “génesis” o “en el principio”, es la más pequeña de la historia que entra en órbita lunar.

El módulo lunar israelí Bereshit y su primer “selfie” desde el espacio (EFE / Archivo Clarín)

Desde el centro de control en Yehud, cerca de Tel Aviv, los ingenieros controlaban la velocidad de la nave. Para alejarse de la Tierra y “atrapar” la atracción gravitacional de la Luna, Bereshit debió reducir su velocidad de 8.500 a 7.500 kilómetros por hora. Una falla en la desaceleración pudo haber puesto fin a la misión.

Mirá también

“El precio de un error habría sido infinito”, dijo Opher Doron, gerente de la división espacial de Israel Aerospace Industries, que colaboró con SpaceIL en el proyecto. “Habríamos estado girando en el espacio hacia alguna órbita del Sol en la que nadie quiere entrar”.

Fuente: Europa Press y AP.

LGP