Un compañero lo golpeó en el baño del colegio y ahora se debate entre la vida y la muerte

Un estudiante secundario de Misiones se debate entre la vida y la muerte a raíz de las graves heridas que sufrió en la cabeza al ser atacado por otros dos alumnos en el baño del colegio. El hecho ocurrió en la localidad de San Martín de Tours, en la zona centro de la provincia, y…

Un compañero lo golpeó en el baño del colegio y ahora se debate entre la vida y la muerte

Un estudiante secundario de Misiones se debate entre la vida y la muerte a raíz de las graves heridas que sufrió en la cabeza al ser atacado por otros dos alumnos en el baño del colegio. El hecho ocurrió en la localidad de San Martín de Tours, en la zona centro de la provincia, y es investigado por la Policía.

Maximiliano Ezequiel Silvero, de 16 años, permanece internado en el sector de terapia intensiva del Hospital Escuela “Doctor Ramón Madariaga” de Posadas con una fractura de cráneo. En las últimas horas los médicos tuvieron que realizar un drenaje en la cabeza para descomprimir la presión sobre el cerebro y su estado es delicado.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La madre de la víctima, Silvina Tatarinoff, relató en la denuncia policial que el miércoles a las 14.35, recibió un mensaje de texto de la preceptora del colegio, quien le advertía que Maximiliano se sentía mal e iba a retirarse del establecimiento.

Apenas llegó a su casa del Bachillerato con Orientación Polivalente 2, una escuela pública, el adolescente refirió que le dolía un hombro, sin dar mayores detalles, y se dirigió a su habitación.

Pasadas las 18 retornó del colegio la hermana del chico y contó que había escuchado a otro estudiante relatar que tuvo una gresca con su compañero de curso Maximiliano en el baño, durante el primer recreo.

En horas de la noche, la victima comenzó con fuertes dolores de cabeza y vómitos, y el jueves a la mañana no se podía mantener despierto. Preocupada por su estado, la madre decidió llevarlo al Hospital SAMIC de Oberá, donde los médicos realizaron una tomografía y detectaron un severo traumatismo de cráneo.

El adolescente fue derivado de urgencia al Hospital Escuela de Posadas, donde quedó internado en estado de coma. Los médicos constataron que tiene una fractura de cráneo y realizaron un drenaje para aliviar la presión sobre el cerebro.

Una tía del chico, Mariela Tatarinoff, dijo que, si no se realizaba la intervención quirúrgica, Maximiliano habría muerto. Agregó que su sobrino podría quedar con secuelas e incluso en estado vegetativo o sin poder caminar.

La mujer dijo que el estudiante alcanzó a relatar que estaban en el baño cuando un compañero de curso lo atacó por la espalda y lo tiró contra una pared, aparentemente porque creía que se estaban burlando de él.

Sobre la demora en trasladar a Maximiliano a un hospital, su tía detalló que no había rastros externos del brutal golpe que recibió en la cabeza.

Los directivos y docentes del colegio no se habrían percatado de la salvaje agresión que sufrió Maximiliano en un baño que no está muy alejado del sector de aulas y la dirección.

Posadas. Corresponsal

AS​