Sigue muy grave el policía que iba en moto y chocó en una persecución

El agente perseguía a un motochoro en el Centro cordobés. Está en terapia intensiva.Con dos severos traumatismos en el cráneo y en el tórax, además de una importante complicación pulmonar, permanece internado en la terapia intensiva del Hospital de Urgencias el joven agente policial de 28 años que el viernes a la noche chocó en…

Sigue muy grave el policía que iba en moto y chocó en una persecución
  • El agente perseguía a un motochoro en el Centro cordobés.
  • Está en terapia intensiva.

Con dos severos traumatismos en el cráneo y en el tórax, además de una importante complicación pulmonar, permanece internado en la terapia intensiva del Hospital de Urgencias el joven agente policial de 28 años que el viernes a la noche chocó en moto contra un auto cuando perseguía a motochoros en el Centro de la ciudad de Córdoba.

Según informó la Policía, se trata de Leandro Martínez, quien alrededor de las 22 del viernes sufrió estas graves heridas al caer al suelo tras colisionar en la moto policial contra un auto Volkswagen Suran, a la altura del puente Olmos.

En el momento del siniestro vial, Martínez perseguía a un motochoro que acababa de robarle el teléfono celular a un joven de 21 años en el cruce de Olmos y Salta.

Al advertir lo sucedido, el agente policial salió en persecución del delincuente que iba en una moto negra, pero metros más adelante terminó por chocar contra el auto conducido por un hombre de 66 años.

“Antes de cruzar el puente Olmos, una Volkswagen Suran mermó su velocidad para cruzar las vías y el policía que venía por detrás rozó el vehículo y cayó al asfalto”, informó ayer el comisario inspector Iván Rey, y resaltó que el efectivo llevaba puesto su casco al momento del siniestro vial.

Pese a a ello, Martínez sufrió heridas muy graves.

Ante lo delicado de su estado de salud, otro policía lo llevó de manera directa al Urgencias, donde lo internaron en la terapia intensiva.

Si bien en un momento los médicos evaluaron someterlo a una cirugía, Martínez por ahora no fue operado.

Según informaron fuentes policiales, en las últimas horas presentó una leve mejoría en su estado, y las próximas horas serán claves para determinar su real evolución.

El efectivo se desempeña desde hace dos años en la Policía. Está de novio con otra agente de la fuerza que desde el mismo viernes a la noche hace guardia permanente en la sala de espera del hospital. Sus padres viven en San Carlos de Bariloche y ayer viajaron de urgencia por vía aérea a la ciudad de Córdoba.

Según agregaron fuentes policiales, el motochoro que perseguía Martínez al momento del choque logró huir y hasta anoche no había sido identificado.

El caso generó gran impacto en el interior de la fuerza. Desde el viernes sus compañeros se comunican a través de cadenas WhatsApp cualquier novedad sobre su estado de salud.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 7/04/2019 en nuestra edición impresa.