El Gobierno busca que la convención de la UCR ratifique su participación en Cambiemos

La ronda de diálogo con díscolos, que seguirá mañana con Ricardo Alfonsín, tiene el objetivo declarado de aunar fuerzas de cara a lo que se viene Fuente: Archivo El objetivo, al igual que hace cinco años, es lograr la unidad para afrontar el desafío electoral con mejores chances. El gobierno de Mauricio Macri espera que…

El Gobierno busca que la convención de la UCR ratifique su participación en Cambiemos

La ronda de diálogo con díscolos, que seguirá mañana con Ricardo Alfonsín, tiene el objetivo declarado de aunar fuerzas de cara a lo que se viene Fuente: Archivo

El objetivo, al igual que hace cinco años, es lograr la unidad para afrontar el desafío electoral con mejores chances. El gobierno de

Mauricio Macri

espera que la Convención Nacional de la UCR ratifique, como en aquella reunión de Gualeguaychú, su pertenencia a Cambiemos, y por eso, el jefe de gabinete

Marcos Peña

y el ministro del Interior,

Rogelio Frigerio,

ya trabajan con “interlocutores confiables” para persuadir a la mayor parte de los 327 convencionales de las ventajas de continuar en el espacio y desechar mudanzas como las que proponen

Federico Storani

y

Ricardo Alfonsín,

entusiasmados con un acercamiento a Roberto Lavagna. La Convención Nacional, aún sin fecha ni lugar definidos, será crucial para que Cambiemos se presente sin fisuras a las elecciones de octubre, en las que Macri buscará la reelección.

El Gobierno confía, para esta tarea, en tres patas: la primera es la que conforman los gobernadores radicales (Alfredo Cornejo, Gustavo Valdés y Gerardo Morales), que tienen predicamento sobre buena parte de los convencionales. La segunda “pata” es el siempre presente Enrique “Coti” Nosiglia, que desde hace rato trabaja para “contener” al radicalismo dentro de Cambiemos, y la tercera es la del exsenador mendocino

Ernesto Sanz,

que sin dejar su “situación de retiro” ha vuelto a aparecer en público y en privado en apoyo a la continuidad del espacio que fundó junto a Macri y

Elisa Carrió

a fines de 2014.

Con ese mismo espíritu, el jefe de gabinete recibió hoy en su despacho a Storani, exdiputado nacional y actual vicepresidente del Comité Nacional de la UCR. Antes del cónclave, y en diálogo con LT23 de Santa Fe, Peña aclaró el objetivo del encuentro. “Todos los días nos encontramos con radicales, miembros de la CC, del Pro, buscamos siempre aprender, saber qué cosas podemos hacer mejor, apostamos al diálogo y las puertas están siempre abiertas”, dijo Peña, con ánimo conciliador a pesar de las críticas que Storani viene repitiendo en las últimas semanas, relacionadas con el “poco espacio para la UCR” en la mesa de decisiones del Gobierno. La creación de un Consejo Económico y Social para afrontar la crisis económica y la posibilidad de que Martín Lousteau dispute unas PASO presidenciales contra Macri son dos de sus ideas repetidas en los medios en las últimas semanas.

La ronda de diálogo con díscolos, que seguirá mañana con Ricardo Alfonsín, tiene el objetivo declarado de aunar fuerzas de cara a lo que se viene.

“Storani y Alfonsín son parte de la familia radical, hay que atenderlos”, afirmaron a
LA NACION cerca del jefe de gabinete antes del encuentro.

El ex ministro del Interior de Fernando de la Rúa llegó, diez minutos antes de las 12, a Balcarce 50, de traje y corbata y con una carpeta en la mano. Se fue pasadas las 13, con el celular apagado y sin hablar con los periodistas. Un rato antes de ingresar, había afirmado a este medio
que veía al Gobierno “sin convicción” para defender el acuerdo de precios, y anticipó que en la Convención Nacional pedirá “ampliar Cambiemos” y que funcione “como una verdadera coalición de Gobierno”. Mientras tanto, el Gobierno seguirá trabajando para que las manos levantadas en pos de seguir en Cambiemos vuelvan a ser mayoría.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.