Piden a Italia la extradición de un cura acusado de abusos en el Próvolo de La Plata

La Justicia platense solicitó la extradición del cura Eliseo José Primatti (83) acusado de abusar a menores hipoacúsicos mientras se desempeñaba como directivo de la filial local del Instituto Próvolo.Según confirmaron a Clarín fuentes judiciales, la fiscal Cecilia Corfield, quien tiene a su cargo una unidad especial de investigación de casos de abusos, pedofilia y…

Piden a Italia la extradición de un cura acusado de abusos en el Próvolo de La Plata

La Justicia platense solicitó la extradición del cura Eliseo José Primatti (83) acusado de abusar a menores hipoacúsicos mientras se desempeñaba como directivo de la filial local del Instituto Próvolo.

Según confirmaron a Clarín fuentes judiciales, la fiscal Cecilia Corfield, quien tiene a su cargo una unidad especial de investigación de casos de abusos, pedofilia y trata de personas envió una notificación a la Cancillería argentina para que se inicien los trámites de extradición

Además, la funcionaria reclamó una orden para que trasladen al religioso Nicolás Corradi, quien permanece detenido con prisión domiciliaria en Mendoza, imputado por los mismos delitos. Es que hace tres días, Corfield pidió la detención de ambos sacerdotes y el juez de Garantías, Jorge Moya Pasinelo, avaló ese reclamo.

Nicolás Corradi, acusado por abusos en la filial Mendoza del Próvolo.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Primati está alojado en un asilo en Verona, Italia. Fue representante eclesiástico en el centro educativo para niños y niñas sordos entre 1982 y 2002. La investigación sobre abusos en la capital bonaerense obtuvo el testimonio de por lo menos 11 víctimas que se animaron a hablar después de que estalló el escándalo en la provincia cuyana.

Hay relatos que revelan una “sistemática e inusitada violencia desplegada para su comisión que nada la distingue de la aplicación de tormentos e imposición de torturas”. Eran sometidos a todo tipo de agresiones para conseguir el objetivo abusivo, explicaron en Tribunales. También se tuvo en cuenta “la pluralidad de intervinientes que refleja un particular disvalor de acción”, sostuvo el juez en la resolución, a partir de las pruebas aportadas por la fiscalía.

En la resolución se afirma que está probado que “existieron abusos en Próvolo La Plata” y destacó que Nicolás Corradi “fue la máxima autoridad del instituto desde 1970 a 1997”.

Mirá también

Ahora, la Justicia italiana deberá analizar el caso y cotejar que los episodios constatados en Argentina se encuadran en delitos contemplados en los códigos de ese país. Luego, se debe revisar el convenio de extradición entre Argentina y el Estado europeo, para eventualmente, hacer efectivo el traslado a los tribunales de La Plata.

A partir de las pruebas reunidas se comprobó que los ataques contra los menores se cometían -preferentemente- los sábados, “día en que disminuía el número de alumnos internados y sólo quedaban los que no tenían familia“. El Próvolo ubicado en 47 y 25, cerca del centro de la capital provincial, tenía formato de internado.

En la causa que instruye Corfield, se acusa a Corradi por “abuso sexual simple agravado por su condición de ministro del culto católico y encargado de la guarda por el grave daño en la salud de la víctima y reiterado cuando menos en tres hechos; y abuso sexual con acceso carnal agravado reiterado por lo menos en cinco hechos en su calidad de partícipe necesario”.

Mirá también

Se ordenó la detención de Eliseo José Primatti por abuso sexual simple agravado por su condición de ministro de culto religioso, en 3 hechos al menos; exhibiciones obscenas y promoción de facilitación de la corrupción de menores agravada. El magistrado destacó en varios tramos de su resolución que “a la fecha de los delitos no sólo eran menores de edad sino incapaces en razón de su condición de sordomudos, lo que los convertía en niños indefensos, algunos de ellos sin familia contenedora”.

Las víctimas tenían serios problemas para comunicarse y evitar estas situaciones abusivas porque el método de enseñanza del Próvolo, hasta hace pocos años, no incluía al lenguaje de señas.

La fiscalía inició esa investigación a fines de 2016, luego de que se conociera que los sacerdotes Corradi y Horacio Corbacho, detenidos en Mendoza acusados de abusar sexualmente de varios hipoacúsicos del Instituto Próvolo de esa provincia, también habían trabajado en el Próvolo de La Plata. Hacia fines del año pasado, Corfield ordenó un allanamiento a la sede de 25 y 47.

La Plata. Corresponsalía.

Mirá también