Ante el brote de sarampión, Trump salió a pedirle a los estadounidenses que se vacunen

El presidente estadounidense, Donald Trump, habló este viernes sobre la importancia de la vacunación contra la epidemia de sarampión que golpea a Estados Unidos, el peor rebrote de la enfermedad desde su eliminación oficial en el 2000.”Las vacunas son muy importantes”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca. “Tienen que vacunarse”, añadió el mandatario.Antes…

Ante el brote de sarampión, Trump salió a pedirle a los estadounidenses que se vacunen

El presidente estadounidense, Donald Trump, habló este viernes sobre la importancia de la vacunación contra la epidemia de sarampión que golpea a Estados Unidos, el peor rebrote de la enfermedad desde su eliminación oficial en el 2000.

“Las vacunas son muy importantes”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca. “Tienen que vacunarse”, añadió el mandatario.

Antes de ser elegido presidente, el multimillonario vinculaba a menudo los trastornos del espectro del autismo y la inyección de varias dosis de vacunas simultáneas, pero no ha vuelto a hablar de ello en los últimos tiempos.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Yo no estoy en contra de las vacunaciones de sus hijos, yo estoy en contra de ponerlas todas en una dosis masiva. íRepártanlas en un largo periodo y el autismo se reducirá!”, tuiteó por ejemplo en septiembre de 2014, y escribió numerosos tuits similares entre 2012 y 2015.

Los estudios científicos han demostrado que las vacunas no causan autismo.

Esta semana, decenas de personas de dos universidades en Los Ángeles fueron puestas en cuarentena por la enfermedad.

Mirá también

Estados Unidos informó de 695 enfermos de sarampión desde el 1 de enero, lo que convierte 2019 en el peor año desde el 2000, cuando esa enfermedad muy contagiosa se declaró eliminada del país. No se registró ningún fallecimiento entre las personas contagiadas.

La epidemia estadounidense se concentra en grupos con un alto número de niños no vacunados, especialmente en algunos barrios de judíos ortodoxos de Nueva York, y cerca de Detroit. La mayoría de los casos de sarampión llegaron desde otros países, entre ellos Israel y Ucrania, según las autoridades sanitarias federales.

Según la ONU, los casos de sarampión se han disparado en todo el mundo debido a que en los últimos ocho años una media anual de más de 20 millones de niños no han recibido la vacuna pertinente, que se administra en dos dosis, lo que dificulta alcanzar la llamada “inmunidad colectiva” para esta enfermedad vírica.

Fuentes: AFP y DPA