La historia del candidato a concejal que sale a la calle vestido como Jesús

La provincia de Tucumán concurrirá a elecciones el 9 de junio próximo. Allí el actual gobernador Juan Luis Manzur intentará mantener el cargo por otros cuatro años enfrentando a la candidata de Cambiemos, Silvia Elías de Pérez y a José Alperovich. Pero en la ciudad de Bella Vista hay un candidato que se robó la atención de todos. Peleará por un…

La historia del candidato a concejal que sale a la calle vestido como Jesús

La provincia de Tucumán concurrirá a elecciones el 9 de junio próximo. Allí el actual gobernador Juan Luis Manzur intentará mantener el cargo por otros cuatro años enfrentando a la candidata de Cambiemos, Silvia Elías de Pérez y a José Alperovich. Pero en la ciudad de Bella Vista hay un candidato que se robó la atención de todos. Peleará por un lugar como concejal y su campaña es absolutamente diferente a la de sus rivales. Se llama José Luis Albornoz, le dicen “El Mechudo” y entre los vecinos es conocido por sus recorridas… disfrazado como Jesús.

Será candidato a concejal por el radicalismo en la ciudad tucumana de 14 mil habitantes y recientemente se transformó en un fenómeno viral al difundirse en las redes sociales un video en el que se lo ve recorriendo la ciudad como un profeta. 

Asegura que se postula porque quiere “sacar toda la mafia que hay acá” y aclara que tiene mucho apoyo de los vecinos. Pero también tiene bronca porque viralizaron una foto en la que se lo ve haciendo la “V” de la victoria (típico gesto peronista) y eso se contradice con su postura radical. Parece que ni Jesús se salva de la campaña sucia… 

El Mechudo se convirtió en el candidato a concejal más conocido de Tucumán.

“La repercusión me superó porque tengo hijos chicos. Me molestó de sobremanera, iba a largar todo. Esto lo hago porque quiero ser un ejemplo para los pibes que dicen que la gente laburante nunca llega”, expresó al sitio ElTucumano, ‘el Mechudo’ quien, además, se autoproclamó como una de las personas más reconocidas de la localidad y una de las que más vende en sus verdulerías.

“Esto lo hago porque quiero ser un ejemplo para los pibes”, señaló.

Mirá también

“Los comentarios son de gente que no me conoce. Una falta de respeto para mi persona. Me ven con la seña de la ‘V’ de la victoria porque la persona que tomó la foto me lo pidió, pero yo voy por el Radicalismo”, señaló el hombre de 54 años que, según cuentan los medios locales   fue convocado por el intendente Jorge Salazar (UCR) para ocupar un lugar en la lista. “Como este año estoy bien económicamente y mis negocios van bien, tenía dos opciones: una era sentarme a criar chanchos, la otra meterme en política y devolverle algo a la gente”, afirmó confiado.

“Tenía dos opciones: una era sentarme a criar chanchos, la otra meterme en política y devolverle algo a la gente”, las palabras del candidato.

Mirá también

Pero detrás de este pintoresco candidato, se esconde una dura historia de lucha, resiliencia y fe. “Tengo entre 14 y 15 hijos. Mi último divorcio fue violento por lo que volví a la provincia con lo puesto”, detalla este verdulero que a los 11 años se fue de Tucumán. Cuando regresó, quebrado y sin trabajo, se acomodó como pudo: “Laburé en algunas empresas, viví en una choza y hacía lo que había venido a hacer en un principio: tomar y fumar”. 

“Veo una película sobre Jesús y lloro”, asegura Albornoz.

Su primer lugar al regresar de la gran ciudad fue Lules, donde trabajó la tierra junto a unos productores bolivianos que le enseñaron muchas cosas del oficio. “Conseguí un carro y un caballo y comencé a vender en Bella Vista. Todos los días a las 3 de la mañana me instalaba frente a la cancha del club Bella Vista pero luego la Municipalidad me sacó y no me dejaron vender”, explicó y afirmó que su “prosperidad” llegó cuando se enojó con Dios.

Mirá también

Cuando no se viste como Jesús, luce como un cowboy.

“Un día hablando con Dios le digo: ‘¿qué estás haciendo con mi vida? Me estás cagando la vida’, lo insulté muy fuerte. A partir de ahí es como si Dios se hubiera acordado de mí”. Asegura que desde entonces dejó lo vicios y rápidamente consiguió estabilidad laboral. Es por eso que hace tiempo que se disfraza de Jesús y sale a recorrer las calles de la ciudad en la época de pascuas.

El Mechudo recorriendo la ciudad.

“Yo leo la Biblia, soy muy creyente. Veo una película sobre Jesús y lloro. Un día hace cinco años le pedí a un amigo que me haga una túnica. Y salí para Bella Vista con barba postiza. Todos los años lo hice y el año pasado me propusieron ser candidato a concejal y acepté, porque Salazar me parece un tipo serio, jamás lo fui a molestar, jamás le pedí nada”.

Mirá también

Ahora buscará trasladar su fe al mundo de la política: “Me postulo a concejal para sacar toda la mafia que hay, toda esa delincuencia. Yo tengo tres negocios y hay unos chicos que trabajan conmigo que se levantan a las 6 de la mañana y agarran la pala y hacen unos caminos para poder llevar a los chicos al comedor de la escuela, es una vergüenza lo que pasa en Tucumán”, relató al diario Perfil.