Mirtha Legrand: qué es una “brida abdominal”, la causa de la operación a la diva de la televisión

El nieto de Mirtha Legrand, Ignacio “Nacho” Viale, confirmó que la causa de la operación de la diva de la televisión era una “brida abdominal”, un cuadro que según los especialistas suelen aparecer en la mayoría de los casos por una cirugía previa realizada en la zona. Si bien se trata de una intervención sin mayores…

Mirtha Legrand: qué es una “brida abdominal”, la causa de la operación a la diva de la televisión

El nieto de Mirtha Legrand, Ignacio “Nacho” Viale, confirmó que la causa de la operación de la diva de la televisión era una “brida abdominal“, un cuadro que según los especialistas suelen aparecer en la mayoría de los casos por una cirugía previa realizada en la zona. Si bien se trata de una intervención sin mayores riesgos en pacientes jóvenes, en casos de personas de edad avanzada se requieren cuidados especiales, sobre todo en matería cardiovascular.

“La brida abdominal es una adherencia fibrosa en la cavidad abdominal, que generalmente se produce como consecuencia de una cirugía previa. Se generan esas adherencias en el intestino -que tiene un movimiento propulsivo para llevar el alimento- que provocan acodamientos que pueden derivar en obstrucciones de diversa magnitud“, explicó a Clarín Alejandro Canelas (MN 111.466), cirujano colorrectal del Hospital Alemán.

Mirá también

El Sanatorio Materi Dei, en el barrio porteño de Palermo. Foto: Enrique Garcia Medina

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El especialista advirtió que la “brida” en cuestión provoca que “se doble, que se acode” el conducto intestinal, una situación que provoca que “se obstruya y acumule líquido. Lo común es que des-obstruya sola, pero sino, esa obstrucción se acode más y requiere una cirugía que suele ser sencilla: lo que se hace es explorar, cortar la brida y revisar si está o no comprometida la irrigación sanguínea en el área afectada”.

“Si está comprometida la irrigación, hay que retirar el tejido afectado, pero eso ya es un cuadro de mayor gravedad”, continuó Canelas y agregó: “En general, cuando no hay una complicación de ese tipo, la recuperación es rápida, por lo que de 48 horas a 72 horas el paciente puede estar su casa”.

FCR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *