Tini Stoessel: “Yo recibo ataques a mi físico, que soy flaquísima, que estoy enferma, pero aprendí a que no me afecte más”

El bullying es uno de los problemas que más preocupa a los chicos y adolescentes y, por supuesto, también a sus padres. El 78% reconoció que hay agresión física o psicológica a compañeros dentro o fuera del aula, según un estudio hecho por el espacio cultural El Sábato de la Facultad de Ciencias Económicas de la…

Tini Stoessel: “Yo recibo ataques a mi físico, que soy flaquísima, que estoy enferma, pero aprendí a que no me afecte más”

El bullying es uno de los problemas que más preocupa a los chicos y adolescentes y, por supuesto, también a sus padres. El 78% reconoció que hay agresión física o psicológica a compañeros dentro o fuera del aula, según un estudio hecho por el espacio cultural El Sábato de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA hace menos de un año.

Que una referente del mundo adolescente y joven como Martina Stoessel se exprese sobre el bullying es muy importante para que los chicos entiendan que hasta los ídolos y famosos pueden o pudieron sufrir este karma que afecta en todo el mundo, sin distinción. Pero se sobreponen y salen adelante como el caso de la cantante de 22 años.

Stoessel, que adquirió notable popularidad con Violetta, hoy es Tini para el mundo del espectáculo, una artista versátil y heterogénea, que hizo una pausa en su faceta de cantante solista para ponerle la voz a Moxy, el personaje principal de “Ugly Dolls: extraordinariamente feos”, que se estrenará este jueves. Moxy es una muñeca fea y de gran corazón, con un objetivo claro: salir de Uglyville, la ciudad donde llegan los peluches defectuosos. “Ella es especial, audaz y está dispuesta a cruzar la frontera y encontrar al niño perfecto para ella; sin embargo, los juguetes liderados por el bellísimo Lou no están dispuestos a permitírselo”, explica la temática.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Se trata de una película infantil pero que apela a temáticas de sensibilidad neurálgica, apta para una amplia franja etaria. “Esta posibilidad de poner mi voz es algo que me gusta, que disfruto y que también me da la posibilidad de ampliar y diversificar mi carrera. Y hacer un doblaje animado para una película de Disney, tan significativa por su mensaje, era una asignatura pendiente”, dice seria, compenetrada. “Moxy es un personaje encantador, intrépido pero tiene una fealdad elocuente que ella intenta ignorar… Es una hermosura de peluche, una muñequita con la que yo me identifico por el mensaje que transmite, que es el de igualdad, inclusión y no al bullying“.

Sabiendo de la responsabilidad que significa representar a un personaje que toque temas tan espinosos, Stoessel no quiso dejar pasar la posibilidad, “ya que como artista, como portadora de mensajes y teniendo muchos seguidores en las redes, no podía rechazar la propuesta de darle visibilidad a problemas como la discriminación, los prejuicios y las diferencias físicas“. 

“Moxy es una muñequita con la que yo me identifico por el mensaje que transmite, que es el de igualdad, inclusión y no al bullying”, afirma Tini sobre su personaje en el film.

Sonríe tímida Martina cuando afirma que se siente identificada con Moxy por “su liderazgo, su poder soñador que contagia ganas de ser feliz y, además, su lucha por lo que cree y desea. Y hay un mensaje muy claro en la película: hay que aceptarnos como somos“.

Todo un tema la belleza física, que puede ser nociva y dañina para un adolescente inseguro, que se deje llevar por lo que le dicen… “La belleza es sólo una percepción y dentro de la imperfección existe lo perfecto. Me parece que la belleza se encuentra en las diferencias”.

Asiente Tini sobre lo complicada que es la perfección en un mundo que impone logros, objetivos y el llegar a ser. “Es terrible el mundo en el que vivimos, las sociedades de consumo que te lo venden todo para que seas algo en la vida, y si no lo lográs te hacen sentir que sos diferente, ya sea porque sos más gordito, más flaquita, alto o bajito. Siempre, en algún momento de la vida, todos nos sentimos diferentes, frágiles, observados y juzgados…”.

Mirá también

Remarca “nos sentimos diferentes”, ella es una más, pese a estar hoy a la cúspide de su carrera. “Yo me sentí diferente y me costó entenderlo hasta que, finalmente, acepté que ser diferente está bien y que lo que no está bueno es ser igual a todos”. Recuerda lo duro que fue ser conocida y hacer oídos sordos a tantas críticas y agresiones que sólo buscaban angustiarla. Y lo consiguieron hasta que aprendió a endurecerse y a que le rebotaran las balas.

“Después de ocho años en la industria, no me quedó otra que hacerme fuerte… La imagen es importante pero no soy un producto perfecto. Eso no existe. Yo recibí agresiones, y también recibo ataques hacia mi físico, que soy flaquísima, que estoy enferma, que soy un palo de escoba y no sé cuántas cosas más”.

Tini asegura, sin embargo, que la delgadez no es su Talón de Aquiles, aunque la explotan para atacarla por las redes. “La gente piensa que yo me mato con las comidas, que no como nada… Si supieran lo que como y las veces por día que lo hago, pero soy así, delgada genéticamente, y me acepto y me llevo bien con el espejo“.

PS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *