Triunfo clave de Atenas para soñar con la permanencia

Básquet | El Griego ganó un partido clave frente a Libertad por 85-81 y llegará a la última fecha de la Fase Regular con la esperanza intacta de esquivar el playoffs por la permanencia Con importancia suprema del qué por sobre el cómo, Atenas ganó un partido fundamental en Sunchales, frente a Libertad, por 85-81. Con…

Triunfo clave de Atenas para soñar con la permanencia

Básquet | El Griego ganó un partido clave frente a Libertad por 85-81 y llegará a la última fecha de la Fase Regular con la esperanza intacta de esquivar el playoffs por la permanencia

Con importancia suprema del qué por sobre el cómo, Atenas ganó un partido fundamental en Sunchales, frente a Libertad, por 85-81. Con corazón y actitud el Griego sumó un triunfo que lo mantiene con vida en este desafío de esquivar el playoffs por la permanencia en la categoría.

Ahora el domingo visitará a Estudiantes de Concordia con una única misión: ganar y esperar a que Quilmes derrote a Peñarol en el clásico marplatense para hacer borrón y cuenta nueva en esta dura temporada.

El inicio del partido fue por demás parejo. Nicolás Romano cargó con la responsabilidad ofensiva (11 puntos) y el equipo padeció el buen pasaje de Martín Cuello (9), sobre quien los cambios de defensa no dieron resultado. De todos modos, sobre el cierre el Griego destrabó las acciones y se quedó con el 24-16.

Un cachetazo fue lo que pegó el dueño de casa en los primeros minutos del segundo segmento. Parcial de 10-2 para achicar 27-26 y tirar por la borda el esfuerzo cordobés en los minutos finales del cuarto anterior.

Pero a partir de ese momento, y en el medio de la “mala”, llegó la reacción. Fue importante Fernando Martina en los dos cestos y Johnathan Moore dijo presente. El Verde defendió mejor, pudo correr y tomó máxima de 10 (44-34). Pero malas decisiones en los últimos segundos permitió que el elenco de Sunchales acortara 44-38.

Puro vértigo fue lo que se vio al regreso del descanso largo y a Atenas eso no lo benefició. En ningún momento pudo hacer pie, pecó con sus individualidades y Libertad lo aprovechó para adueñarse de las acciones en base a la gran tarea de Cuello y su mejor defensa.

Un doble de Martina fue apenas la diferencia en el último segundo para que los de Osvaldo Arduh se metieran se fueran al descanso corto final 59-57.

En el cuarto final sería a todo o nada, y así lo entendió el Verde. Lo terminó ganando con más corazón y actitud que con buen básquetbol. Cometió mucho errores y casi lo paga caro. Pero la instancia y lo que se juega amerita más el qué que el cómo. Fue triunfo por 85-81 y la esperanza sigue viva.

11 Mayo 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *