La UBA sancionó a un docente por violentarse con un alumno, pero luego le sumó un nuevo puesto

Universidad de Buenos Aires confirmó que Roberto “Robbie” Rodríguez, el profesor y jefe del Departamento de Educación Física de los colegios Carlos Pellegrini y Nacional de Buenos Aires, fue sancionado. El docente fue acusado por violentarse contra un alumno mientras era vicerrector, días después de que se lo acusara de “seguir” páginas de pornografía adolescente. La Universidad le…

La UBA sancionó a un docente por violentarse con un alumno, pero luego le sumó un nuevo puesto

Universidad de Buenos Aires confirmó que Roberto “Robbie” Rodríguez, el profesor y jefe del Departamento de Educación Física de los colegios Carlos Pellegrini y Nacional de Buenos Aires, fue sancionado. El docente fue acusado por violentarse contra un alumno mientras era vicerrector, días después de que se lo acusara de “seguir” páginas de pornografía adolescente. La Universidad le aplicó una suspensión de funciones y haberes de un mes a raíz del incidente con el joven. Sin embargo, días después la UBA resolvió nombrarlo en una nueva función, dentro de una secretaría que depende en forma directa del Rectorado de esa universidad.

En repudio a lo que entienden que es un ascenso del docente cuestionado, alumnos de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini tomaron el establecimiento el lunes, y en la tarde de este martes decidieron continuar la medida de fuerza pero retomar el dictado de clases. En el Colegio Nacional de Buenos Aires (CNBA) evaluarán tomar una medida similar en asambleas que se harán este miércoles, por turnos.

La sanción del rectorado de la UBA de diciembre de 2018 (ratificada por el Consejo Superior de la UBA en abril) al docente Roberto Rodríguez.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Clarín intentó comunicarse con Rodríguez, que explicó que está elaborando un comunicado para plantear su posición. 

En diálogo con este medio, desde el Rectorado de la UBA negaron haber ascendido a Rodríguez, que además de su nueva función mantendrá la jefatura en ambos establecimientos. “Desde ahora dejará de tener contacto con alumnos y pasará a tener un rol como Coordinador de Actividades Extracurriculares de los cinco colegios preuniversitarios de la UBA. La idea es que coordine actividades, torneos, jornadas, para que los colegios tengan más relación entre sí”, explicaron allegados el Rector de la UBA, Alberto Barbieri.

Por estas horas circula entre las familias de los dos principales secundarios del país una carta en rechazo al nombramiento de Rodríguez, dirigida al Rector de la UBA y a Oscar García, Secretario de Escuelas Medias.

El reciente nombramiento del profesor cuestionado en los colegios Carlos Pellegrini y Nacional de Buenos Aires.

Es una historia compleja y en 2017 le costó a Rodríguez el cargo de vicerrector del CNBA (puesto al que debió renunciar), aunque conservó sus funciones como docente y jefe de departamento.

La reputación de “Robbie” -como lo llaman alumnos y docentes- comenzó a degradarse cuando era vicerrector: estudiantes del CNBA denunciaron, ante Gustavo Zorzoli (entonces rector ese establecimiento), que Rodríguez seguía páginas de “pornografía adolescente” a través de Twitter. Era marzo 2017.

Mirá también

Clarín accedió a esa denuncia y pudo chequear un dato del que se agarra el Rectorado de la UBA para minimizar el hecho, según detallaron fuentes de esa dependencia: “En la carta que elevó a Zorzoli, la Mesa Directiva del centro de estudiantes dice que Rodríguez seguía sitios con ‘contenido pornográfico’. No se dice ‘pornografía infantil’ o ‘adolescente’. Y no es lo mismo. Por otro lado, el docente no tiene denuncias en su contra por temas de acoso sexual”.

Dos años después todavía circula el video con la captura de pantalla hecha en ese momento por los estudiantes, que muestra las páginas seguidas por el docente en Twitter. Ahí se ven dos de pornografía, una de las cuales se llama “Hot Teens”.

Unos días después de que surgiera esa denuncia, Rodríguez realizó, a su vez, una denuncia penal ante la Comisaría Nº1 de San Fernando (Clarín accedió al documento, fechado el 7 de abril), en la que dejó constancia de que “en sus cuentas de Twitter (…) comenzó a ver publicaciones de las cuales el docente se encontraba siguiendo, siendo estas de carácter indecente o inmoral (…) creyendo el docente que le podrían haber hackeado su cuenta”.

Este documento es erigido por la UBA para justificar el no haber dado curso a la denuncia de los alumnos.

La puerta de entrada al Colegio Nacional de Buenos Aires, en el barrio de San Telmo.

Estallado el revuelo por la pornografía adolescente, en el CNBA comenzaron a juntarse firmas para exigir la remoción de Rodríguez de su cargo. En ese marco, el 10 de abril de 2017 se registró un episodio de violencia

Rodríguez encerró en su oficina (la vicerrectoría) a un alumno perteneciente a una agrupación allegada a él, para reclamarle que no firmara, que no diera curso a las denuncias en su contra. “La situación se desbandó y él se violentó”, admitieron desde la UBA. Fuentes directas del CNBA dijeron a Clarín que Rodríguez amenazó con bajarle los dientes al chico.

Se labró un sumario y, con bastante demora, en diciembre pasado una resolución oficial determinó suspender las funciones y percepción de haberes de Rodríguez por un mes, por haber “vulnerado los derechos” de ese alumno.

En el Rectorado confirman que “Rodríguez, por la sanción, no trabajó entre febrero y marzo”. Pero fuentes docentes que pidieron mantenerse en el anonimato aseguraron que el hombre estuvo presente en ambos Colegios en el inicio del ciclo lectivo. Destacan su fluida relación con las rectoras Ana Barral y Valeria Bergman.

Por fin, el 10 de abril se determinó la nueva función que cumplirá Rodríguez, plasmada en otra resolución oficial a la que accedió este medio, y que está generando repudio en la comunidad estudiantil.

Mientras el rectorado de la UBA niega el ascenso, fuentes docentes aseguran que “se trata de un ascenso a un cargo de autoridad, además de un ascenso económico”.

El texto dice que será “asesor académico de la Secretaría de Educación Media”. La función de esa secretaría, consta en la página oficial de la UBA: es “asistir al Rector de la Universidad en todos los aspectos relacionados con el desarrollo de las actividades académicas que se llevan a cabo en los colegios de enseñanza media dependientes de la Universidad y en la ejecución de directivas destinadas a asegurar el cumplimiento de los fines de la Universidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *