“Arenas movedizas”: Crimen, investigación, relaciones enfermizas y diferencias de clases, los fuertes de este drama nórdico

Un tiroteo en un colegio secundario que deja como resultado una decena de víctimas fatales es el puntapié de Arenas movedizas, la serie sueca disponible en Netflix. Quicksand es su título original y está basada en la novela del mismo nombre de Malin Persson Giolito.Saber qué pasó en el aula y qué rol cumplió Maja…

“Arenas movedizas”: Crimen, investigación, relaciones enfermizas y diferencias de clases, los fuertes de este drama nórdico

Un tiroteo en un colegio secundario que deja como resultado una decena de víctimas fatales es el puntapié de Arenas movedizas, la serie sueca disponible en Netflix. Quicksand es su título original y está basada en la novela del mismo nombre de Malin Persson Giolito.

Saber qué pasó en el aula y qué rol cumplió Maja (Hanna Ardéhn), la protagonistas de esta historia a quien rápidamente se la acusa, es el primer atractivo de la ficción, que durante sus seis capítulos (de 45 minutos) juega con esta incertidumbre y va revelando datos importantes poco a poco.

Sebastian y Maja, en el principio de su relación. “Arenas movedizas”. Foto/ Netflix Media.

Pero también Arenas movedizas engancha por todo lo que rodea a este acontecimiento, como es la relaciones de clases de los distintos alumnos, algunos hijos de las familias más adineradas de Estocolmo y otros hijos de inmigrantes; la relación de Sebastian (Felix Sandman), el novio de Maja, con su padre; y la adolescencia, con el abuso de drogas sin límites y los desafíos de deber soportar una relación amorosa tormentosa y dañina.

Mirá también

Todo desde el punto de vista de Maja, una joven de 17 años que resulta la única sobreviviente de su curso -en un completo estado de shock- luego del tiroteo. De esta forma, logra combinar el género de drama psicológico con el policial.

Maja, en la cárcel. La historia se cuenta desde su perspectiva. Gran trabajo de la actriz sueca Hanna Ardéhn. “Arenas movedizas” (Netflix)

El arranque es en plena escena del crimen, pero luego la historia transcurre en dos temporalidades. Por un lado, a través de largos flashback, vemos cómo inició la relación de Maja y Sebastian, un pobre niño rico que se presenta como el yerno ideal pero rápidamente deja al descubierto sus carencias afectivas y caprichos, hasta llegar al día del tiroteo. “Mi familia no saca la basura, hay gente que lo hace por nosotros”, es la frase que le gusta repetir -y que lo pinta de cuerpo entero- a Sebastian, el rey de las fiestas de la ciudad. En el medio, aparece la figura de Samir (William Spetz), un compañero de clase de Maja que se mete en la relación de ella con Sebastian y deja expuestas las diferencias entre el blanco adinerado y el que viene de familia extranjera.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Y por otro, en tiempo presente, está la investigación con Maja esperando los resultados en la cárcel, donde apenas puede tener contacto con su abogado y algún guardia cárcel, y luego el juicio del caso que tomó repercusión y conmovió a la sociedad nórdica.

Todo con un ritmo tranquilo, pero que igual logra retener al espectador y lo lleva capítulo a capítulo, sin grandes sobresaltos, pero con disfrute, a querer conocer su desenlace.

Serie “Arenas movedizas” (Netflix)

​¿Por qué sí?

​Una historia que atrapa desde el inicio por un crimen, pero luego refleja un contexto más que interesante. Sumado a destacadas interpretaciones.

La ficha

Calificación: Muy buena

Género: Drama, policial. Creadores: Martina Håkansson y Pontus Edgren (basada en la novela Quicksand, de Malin Persson Giolito). Con: Hanna Ardéhn, Felix Sandman, William Spetz, Ella Rappich y David Dencik. Origen: Suecia. Emisión: Netflix (seis capítulos de 45 minutos).