El paso a paso de Scaloni en Argentina

Para Lionel Scaloni, se viene el primer partido en serio, en el primer torneo en serio, ante un rival serio y en un marco serio. Lo de “serio” no es una chicana para el joven e inexperimentado entrenador (tampoco son una chicana esos adjetivos). La Copa América pone a Scaloni en un escenario oficial, ante…

El paso a paso de Scaloni en Argentina

Para Lionel Scaloni, se viene el primer partido en serio, en el primer torneo en serio, ante un rival serio y en un marco serio. Lo de “serio” no es una chicana para el joven e inexperimentado entrenador (tampoco son una chicana esos adjetivos). La Copa América pone a Scaloni en un escenario oficial, ante una Colombia para respetar, en Brasil, y frente a una obligación de ¿al menos? llegar a la final.

Para el nacido hace 41 años en Pujato, Santa Fe, es el momento de demostrar. Es el momento que tanto esperó. Es el momento de mostrar chapa hacia afuera, porque hacia adentro hay banca. Eso se desprende de las declaraciones públicas de los convocados y hasta de los dirigentes. Y en lo que muestra: Scaloni luce calmo y dice que a los jugadores les pide que disfruten, que se saquen de encima “la mochila de ganar”, que el objetivo “es tener un equipo con el que el hincha se identifique”.

Scaloni llegó como interino, hoy es el DT sin ese rótulo de interino. Esta es su primera vez como entrenador de mayores. Pero, se sabe, el cómo le vaya al equipo en Brasil marcará su rumbo. Y ese contexto flotó en la conferencia de prensa de ayer. Scaloni dejó frases. “Creo que en Argentina se está empezando a valorar el cómo”.

Admitió que “le dolió el alma” tener que decirle a Esteban Andrada que lo iban a desafectar. Y le puso humildad a todo lo que rodea a la selección: “Somos un equipo en el que todos tenemos que trabajar para tener solidez porque arriba tenemos gente que puede desequilibrar”. El DT reiteró que no “se puso a mucho a pensar” en el lugar en el que está y que sí piensa en su familia, que está en España. Y los nombró: “Mi esposa Elisa y mis hijos Ian y Noah”.

Afirmó: “¿Para qué estamos? Para jugar todos los partidos y que le gente se identifique con este equipo”. Quedó tiempo para un par de bromas y para que diga que Messi está “con ganas de jugar al fútbol”. Esa es una buena noticia para la selección.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 15/06/2019 en nuestra edición impresa.